lunes, septiembre 17, 2007

(una opinión)

El pecado (menos) original
Los cazadores de votos han salido a disparar. Temporada de caza en temporada electoral.

Botar el voto, deporte nacional. Votar por botar no más. Cándidos candidatos han salido a la calle con su vieja manera de caminar dispuestos nuevamente a financiar sus finanzas con las esperanzas de los demás. Tienen los bolsillos llenos de espejitos como españoles en conquista quinientos años ha, cambian tesoros por espejismos y no faltan los incautos que se dejen seducir por lo que nunca será. La sonrisa cosmética desde una valla en cualquier ciudad se ríe de vos. O la mirada calculada de yoséalgoquenadietecontará. Deja en tu cuarto el cuarto que te queda de ingenuidad: tantos enemigos públicos son amigos íntimos que esperan el botín por repartir, desconfía de los apellidos repetidos y del regreso del delfín que asemejan esta democracia con una monarquía repetida, escucha las propuestas no sólo las protestas. Estos días son los días de la carnicería electoral donde la carne de cañón se vende barata porque hay quien vota con el estómago y no con la cabeza. Los cándidos candidatos saben que es más importante una imagen que una idea, los cándidos candidatos buscan que recuerdes su nombre pero no su biografía, te cambian un argumento por un slogan y todos los viejos cocodrilos y los aprendices de lagarto dicen que se llaman renovación. El tema de ahora, en cada ciudad, se llama movilidad y poco les falta para prometer el vuelo de las bicicletas. Pero si es hambre serán ollas voladoras.

Concejo, Asamblea, Alcaldía, Gobernación… en cada municipio colombiano, en cada departamento hace tic tac el reloj de la elección y los cándidos candidatos que son de campaña y no de vocación buscan su redención pero peligrosamente riman con corrupción. Está bien, la verdad también hay buenos candidatos pero las grandes ideas tienen poco presupuesto para publicidad y tal vez no sepas su nombre si no sales a buscar. La propaganda menos creativa en años es la matriz de esta nueva campaña electoral; el eterno populismo es el renovado ismo. Dirás que es temprano para hablar de esto (que las elecciones son el 28 de octubre) pero si desde ahora no te enteras bien… decidir tu voto será como decidir las compras sólo por la promoción y no por la convicción. Y te llevarás mal los zapatos y de otro serán tus pasos.

Los veo en la calle, acechan por televisión, repiten en la radio su mejor oración: vote por mí que soy el camino, la verdad y la vida, vote que hasta al mercado se le convida. Se pasan de un partido (político, valga la aclaración) a otro con sólo cambiar de corbata. Los cándidos candidatos tienen miedo de que encuentren sus amistades en el disco duro de un computador en fuga.

Los cándidos candidatos son culpables de un pecado (nada) original: son la serpiente sin manzana. Inocentes ellos si creen que es nuestra la ingenuidad. Esta es la hora de no callar.

Posdata /
"Quien prometa, pague o entregue dinero o dádiva alguna para que votes a favor de determinado candidato, partido o corriente política, votes en blanco o te abstengas de hacerlo. La pena de prisión puede ser de 48 a 90 meses y la multa de 133 a 750 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Algo importante es que también se castiga al ciudadano que acepte la promesa, el dinero o la dádiva con los fines señalados anteriormente, incurrirá en prisión de 1 a 2 años"

17 comentarios:

  1. Siquiera estás para expresarte por mi. Comparto plenamente tus pensamientos.

    ResponderEliminar
  2. heneas6:13 p.m.

    Candidatos... como reinas... qué buen escrito !!! Hombe muchas gracias por compartir. Tremendo... "el pecado menos original" y a vos te toca de cerca

    ResponderEliminar
  3. Son tus palabras las palabras que quiero leer y las que quisiera decir, así como son las ideas inteligentes, viables y reales por las que quiero votar.
    Namarí

    ResponderEliminar
  4. TICA/ y yo con vos comparto el interés claro porque esta ciudad no de pasos atrás. Y comparto el cariño y la defensa por la vida, además.

    HENEAS/ de cerca... de cerca... por es aquí y allá que la reina no sea la más fea que nos ponga a malbailar.

    ANAMARÍA/ pienso luego voto. Y así el futuro de una ciudad, de una región, de un país, existe.

    ResponderEliminar
  5. Uau, qué ritmo, qué música. Busco un sombrero, ya, para quitármelo. ¿Quién tiene uno? Aunque sea un bombín, aunque sea una cachucha de las que venden en el Hueco por diez mil, aunque sea uno de esos ridículos parapetos de cabeza individual que se asemejan a sombrillas... Uau, qué bien. Uau, que te lo piensas y que lo dibujas antes de escribirlo. Y por eso van mis Respetos, así con mayúscula.
    ¿Has notado? En esta campaña las fotos de los candidatos casi siempre incluyen una mano, un brazo. Pero... ¿es la mano firme o la mano que firma?
    No nos desviemos: qué buen artículo. Me tendrás por acá de visitante frencuente. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. ¡Quién da más!
    ¡La subasta está abierta!
    Y como se trata de ser transparente, voy con mis nombres, de una vez.
    Jamás votaría por alguien que se llamase Luis Pérez o Sergio Naranjo, porque prefiero que se me llame activista a que me digan amnésico.
    Jamás votaría por alguien avalado por un partido religioso: me indigestan los cocteles político moralistas.
    Nunca (¡nunca!) votaría por un candidato de la izquierda que no se haya pronunciado ABIERTAMENTE contra la lucha armada.
    ¿Muchos nunca?
    Pues eso me parece bien. Así es más fácil encontrar los pocos siempre.

    ResponderEliminar
  7. Tengo un primo en Medellín que va para el Concejo. Lo apoyan 25 iglesias cristianas. Él apoya a su vez a Luis Pérez. Hace una semana lo llamé, me confirmó los apoyos que enumero. Quiso además congraciarse conmigo y mi voto, al decir que quería recoger las enseñanzas de mi padre que murió hace 15 años ¡No entiendo¡ Mi padre era ateo, su biblioteca era socialista, le gustaban las ideas de izquierda, y nunca impuso a la fuerza idea alguna.
    Pienso en mi primo y me veo trabajando para él el próximo año. Pienso en mi padre y me hundo en la oscuridad del humo.

    ResponderEliminar
  8. CAMILO/ yo también me pregunto si esa es la mano que mece la cuna. La desconfianza como método es la mejor aproximación a ciertos personajes de nuestra zoológica política nacional.
    Gentiles & Generosas palabras las tuyas, las de un lector que lee como yo jamás y que me ha enseñado tanto desde las páginas malpensantes y en otros lugares más. Gracias, así con mayúscula.

    PALA/ Y el credo de lo que descreo sigue con mi voto negado a reinas de belleza y personajes de sábados felices.

    Mi voto va por la memoria aquí en Amnesialand y pienso, como le leía en estos días a Pascual Gaviria, que a un candidato que ya estuvo alguna vez en el cargo al que reincide en aspirar se le juzga no sólo por la promesa que hace (como los demás candidatos) sino por lo que hizo ya y no se puede olvidar.

    JOHAN/ y por voluntad de dios a pulpitazo limpio llegará tu primo al cargo para ejercer su santa voluntad.... Ojalá y lo ilumine tu papá. Llevate en la billetera la fotografía paternal esa puede ser tu estampita misional.

    ResponderEliminar
  9. Tus palabras parece que oyeran mis ideas. Me uno a Pala, dos veces el mismo pecado es gula y ese tambien es pecado capital.

    ResponderEliminar
  10. ¿Dónde estará pensando Luis Pérez construir un Taj Mahal si gana?

    ResponderEliminar
  11. Te saludo y me voy, llevándome, con permiso, tu post para leerlo más tarde (las obligaciones y las prisas me hacen posponer los buenos momentos)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. ANAMARIA/ di acordo.

    FLACA/ que la pregunta se la hagan en un foro y seguro manda sacar al periodista que le haga le cuestione algo. Eso ya pasó, lo sabés vos.

    NOSOTRAS/ Bienvenida vos y las demás también, que las prisas de Barcelona te den pausa.

    ResponderEliminar
  13. hola, ando de paso dejando mis huellas gracias por pasar por mi casa te dejo saluditos y que estes de diez .
    cariñosamente
    la argentinita

    ResponderEliminar
  14. Anónimo11:41 a.m.

    ¿Alguien me pude decir qué le causa tanto alborozo a Luis Pérez? ¿Por qué parece regocijarse? Ayer pasé por la Regional y lo vi en una enorme valla. Simula esperanza, tiene una maquiavélica pose de estadista y, ojo con este verbo, está maquinando. Me inquieta que la locomotora está lista y que de los vagones cuelgan racimos de votos. Señores: a obstruir la vía el 28.

    El canaya.

    ResponderEliminar
  15. Hmmmm, como que esto lo he visto antes...

    ResponderEliminar
  16. juanmosquerarestrepo9:44 a.m.

    cesar/ claro, querido editor, no es sino mirar: la chiva expiaoria: www.lachivaexpiatoria.blogspot.com qu esperamos pronto verle actualizada ya que nos hemos pasado la pelota: sigue usted compañero

    ResponderEliminar
  17. Tienes toda la razón, Juan. Y aunque sabes que no coincido en nada con el Alcalde Fajardo y su candidato, mucho menos coincido con Luis Pérez, pues como periodista me correspondió conocerle muchas mañas y malos manejos.

    Recomiendo la columna de Pascual Gaviria en su blog, sobre la citación que le hizo Luis Pérez por supuesta difamación:

    http://wwwrabodeaji.blogspot.com/2007/09/en-la-oficina-del-fiscal.html

    ResponderEliminar