domingo, diciembre 30, 2012

NATURALEZA MUERTA

“El espejo en las noches refleja al demonio
 yo lo vi:
tenía mi rostro”
-Sarah Beatriz Posada-

Ahí  está, como si no estuviera. Ahí está con su mirada llena de silencio recordándome la historia que nunca quise decir que alguna vez viví. No es pared ni ventana. Y es pared y también ventana. Tiene un raro poder, digo yo: ahí está todo el pasado, veo incluso el presente pero el futuro no lo ha reflejado.

Ahí vi a mi abuela. Nunca le dije abue, tampoco Antonia, sólo mamita. Era mi mamita. Ella estaba con su espalda arqueada sobre la máquina de coser con su pie en el pedal, las manos en la tela y en los ojos la dificultad de cruzar una hebra de hilo por la aguja. Entonces me llamaba y yo le ayudaba en algo. Y esos ungüentos y pomadas que siempre la rodeaban eran el olor de la felicidad. Mirando justo hacia ese lugar la vi partir cuando dejó su cuerpo acá. La imagen de mi tristeza vista desde ahí fue la primera versión que conocí de la escultura ¿cómo se llama? La Piedad.

Ahí vi también a Daniel amenazar con romperlo todo con su balón de en-la-casa-no-se-juega. Mi hermana se pintaba la cara por primera vez mirándose ahí y salió con aire de princesa y no de payaso como yo creí. Y mirándome en él supe que no es verdad cuando las curitas anuncian que son “color piel”. Yo pensaba que, en las noches, en él se escondían los fantasmas. Si lo miraba fijamente al caer la tarde siempre estaba más oscuro ahí.

No es un objeto tan frío. Guarda el calor de lo vivido. El vapor que se escapa de una olla o de la ducha. Guarda por momentos el aliento cercano si juegan a escribir palabras para el olvido. Frente a él cambiaron los muebles de la casa cuando la casa quiso parecerse a algo que salió en televisión o a las fotos de las revistas que mi mamá traía después de ir a la peluquería. Frente a él pude ser un superhéroe y una toalla se convertía en capa, una regla en espada y el enemigo me miraba con los ojos míos lleno de un odio del que nunca fui capaz.

Al espejo de la casa siempre lo llené de fantasía pero él se encargó de devolvernos siempre a la realidad. No es cierto que en los espejos nos veamos como somos. En el espejo el pasillo se hace amplio y la luz se multiplica y, ya lo dije, la oscuridad también. Va del piso al techo y no puedes dejar de mirarte en él. Te mira incluso cuando no lo ves. Yo sé que los espejos también mienten. El espejo de mi casa guarda el vivo retrato de los muertos que se han mirado en él.


miércoles, diciembre 19, 2012

EL TIMBRE, RICKY MARTIN Y LA FILA DE JUBILADOS

En la fila de jubilados, en el banco, a un anciano le suena el celular con timbre de Ricky Martin. Se lo dio su nieto, de quien no volvió saber nada desde que estaba de moda esa canción. No la cambia, no es porque no sepa cómo (que tampoco sabe pero podría pedir ayuda) sino porque espera que un día detrás de la música de Ricky Martin pueda escuchar en la llamada la voz del nieto.

miércoles, diciembre 12, 2012

LA CAMISETA DE MILLOS

Era pequeño, muy pequeño, cuando los tres hermanos le pedimos al niño dios camisetas de Nacional. Resultado: dos - cero: a mí, el menor, me trajo una del Unión Magdalena. Mamá dijo que era lo mismo, que también era de rayitas. Y no. No es lo mismo. Un vecino compasivo y con segunda intención me dio la suya del campeón Millonarios. Entonces fui hincha azul seis meses mientras heredé la verde, cuando le quedó chiquita a uno de los mayores. En honor a ese momento de la infancia, mezcla de trauma y agradecimiento, me sabrán disculpar los vecinos si el niño que llevo adentro me pide un helado para salir a celebrar en caso de que ganen la final los del equipo de la capital.
La camiseta del Unión, modelo 1979

viernes, diciembre 07, 2012

ACCIÓN DE GRACIAS PARA TERESITA


Teresita Gómez. Teresita. Tere. Tu nombre es la mejor manera de decir Maestra. 
                                                                                    La mejor manera de decir Orgullo
                                                                                                       (y el orgullo es nuestro). 
Tenías que ser música porque eres inspiración. 
Tenías que ser mujer,
tenías que ser negra,
tenías que vivir esta época exacta para darnos una lección.
Tenía que ser de tus manos, en tu piano, que aprendiéramos esta sinfonía de admiración.

Teresita, muchas palabras hablan de ti: talento, constancia, alegría, sonrisa, generosidad...
                                                                      hoy la palabra con la que hablamos de ti es Gracias

Teresita, has sido humilde con los más humildes y grande con los más grandes. Gracias.
Teresita,
has sido tan colombiana como nuestra bandera que abrazarte es sentir esto que llaman Patria.          
Gracias.
Teresita en el Alma Mater has sido alma y madre. Gracias.
Teresita has acompañado generaciones a crecer
y has crecido con cada alumno que dejó su alma en tu piano. Gracias.
Por esos pasillos, por esos salones camina tu recuerdo y el recuerdo de tantos contigo. Gracias.
                                                                                  En el aire que respiramos  está tu música. Gracias.

Nunca te diremos adiós, lo sabes. Con Tere sólo es posible un hastasiempre
Nuestros días tienen tu nombre y por eso, una y otra vez, te decimos Gracias.
Teresita Gómez. Teresita. Tere.  
                                          Gracias Maestra. 

-juan mosquera-





TERESITA GÓMEZ SE HA JUBILADO
“Yo soy un toro que merece ser indultao”
Teresita Gómez, pianista clásica, acaba de jubilarse de su plaza como docente en la Universidad de Antioquia. Nuestra célebre pianista se hizo a pulso con el viento en contra y su talento a favor. Largo ha sido su viaje que la lleva al largo aplauso de pie que ha recibido en tantos escenarios alrededor del mundo y que empezó en el silencio de los salones desocupados del Instituto de Bellas Artes con su historia tantas veces contada de hija adoptiva de los celadores del lugar. Pero hay muchas historias que no se han contado y que nos esperan en las páginas de la autobiografía que ahora empieza a escribir. Para eso le dará tiempo su juilación. La profesora que siempre será Maestra. Decía Teresita en una entrevista a Cristóbal Peláez: "Yo soy un toro que merece ser indultao" y tiene razón al final de esta corrida los tendidos se levantan y el aplauso dice Gracias porque su vida y su música son testimonio de inspiración y coraje.



VIDEO: La pianista Teresita Gómez en compañía de la bandoneonista Carla Algeri interpreta su tango preferido en la intimidad de su casa. Espiando puertas adentro con la cámara de un teléfono móvil.

viernes, noviembre 16, 2012

PUNTOS SUSPENSIVOS

…Escribir. Por necedad o necesidad. Escribir con la urgencia más urgente que te acerca y te aleja de la gente. Escribir como único verbo que invita a la acción, como primera y última devoción. Escribir porque entre el latido y los dedos reconoces la obligación de la misma manera que el silencio también está en la voz. Escribir con sed y bajo el sol, también a la sombra del árbol mayor. Escribir con la certeza de ser parte de tu propia conspiración. Escribir como última religión. Escribir con odio. Escribir por amor. Escribir con la prisa a favor y también con la pausa por timón. Escribir para tejer telarañas que rompe el viento después. Escribir para recordar que somos olvido y tal vez. Escribir para encontrar la mirada perdida. Escribir porque es una cita. Escribir porque es el encuentro con uno mismo y también con el abismo. Escribir una lágrima para leer una sonrisa. Escribir a primera vista. Escribir desde la oscuridad del ciego para encontrar luz en mis manos…


miércoles, octubre 03, 2012

(ADENTRO)

Hay un hombre escribiendo un cuento
Y adentro del cuento hay un hombre escribiendo un cuento
Y en el cuento que hay adentro del cuento que escribe un hombre
             que está adentro de un cuento que escribe un hombre hay una ventana
y afuera de la ventana veo a unos niños jugando antes de que llegue el miedo
Lo peor que un chico puede aprender es a tener miedo: aunque a veces lo salva,
                                                                                                          casi siempre lo condena.
Porque el miedo es una suma de pasos detenidos que no te llevan a ningún lugar.
Los niños jugaban, un carro azul pasaba en frente, alguien sacaba a pasear a su perro que ladraba nervioso al viento después de un relámpago
que cambió todo.
Incluso al cuento
porque el cuento ya no fue cuento sino poema
Y empezaba con un verso que decía: “hay un hombre escribiendo un cuento”.


sábado, agosto 25, 2012

Recordando el olvido

HÉCTOR ABAD GÓMEZ (25 AÑOS DESPUÉS DE SU ASESINATO)
Hoy se conmemoran 25 años del asesinato del médico Héctor Abad Gómez. Hay gente como él que cambió para bien la vida de muchos y serían tantos más si hubiera muerto como debía morir: de viejo. A Abad Gómez lo he conocido en voces de muchos que lo conocieron, en su Manual de Tolerancia y como tantos en el libro en que su hijo rindió homenaje y exorcismo a la tragedia familiar. En este blog en noviembre de 2006 escribí este texto en medio de la emoción y el dolor de leerlo. Est pasó en Medellín en día de la presentación del libro.
En memoria del olvido recupero aquí mis recuerdos:

miércoles, noviembre 22, 2006

El Olvido Que Seremos empieza a dejar recuerdos. La presentación del libro de dos veces Héctor Abad. Y contar que el corazón sabe recordar.
AYER
Ayer fue el bautizo de El Olvido que Seremos, el libro que nos saca de Amnesialand; ese lugar donde todos prefieren el olvido porque disipa lo malvivido. Ayer, después de haber cerrado las páginas de un libro que tengo abierto en el pecho me encontré con las líneas vivas de historias de muertos que, como dijo Abad recordando a Fernando González, no son ausencias sino presencias porque han estado vivos con vigor en labios de esa familia que escribe la palabra Dignidad con cada letra de decir Memoria.
Cuando Literatura y Realidad se encuentran el mundo gira de maneras extrañas y te cambia hasta las entrañas: lo que para alguien afuera de esta geografía y de los periódicos con los que crecí será una novela sobre las posibilidades e imposibilidades de ser humano, resulta ser la biografía de tantos que no se llaman Héctor Abad pero que podrían voltear a mirar escuchando este nombre porque esta también es su historia.
Ayer en la Torre de la Memoria, en la sala Manuel Mejía Vallejo todos estaban presentes (incluso los ausentes) celebrando la vida de poder contarnos esta historia que jamás debió ser escrita, porque jamás debió vivirse. Y volví a ver los rostros de tantos a los que leí allí entre frases que el valor, el cariño, el dolor y la tinta convirtieron en personajes de libro. Y me encontré con Héctor Abad Gómez y Marta Abad Faciolince entre hermosas canciones tristes de Coral y bellas melodías alegres del cuarteto que debió ser quinteto de Claudia Gómez, Pilar Posada y las demás que tenían cruzada una amiga en la garganta.
Ayer escuché el llamado a los Recuerdos de Mañana: cuando los pájaros sean algo que todos los cielos extrañen (Y el día esté lejano, advierte Barba Jacob) y tengo presente que el futuro es algo que ya empezó mientras en la presentación de aquel libro no respirábamos aire sino amor. El amor después del amor.
Ayer Héctor Abad Gómez lucía su última camisa blanca. Ayer Héctor Abad Faciolince vestía de negro pero no eran de luto su abrazo y su mirada. Y recordé que lloré en la librería apenas en la línea de empezar. Y esas lágrimas primeras que desde el epígrafe estuvieron conmigo dieron paso a sonrisas también en ciertos pasajes después de dejar cierta rabia atrás y al final me quedé con la sonrisa de saber que personajes entrañables como las que trae El Olvido... son personas nacidas del corazón y no de la imaginación. Como tantos sueños nacidos en Medellín, que es ciudad y también cicatríz.
Ayer estuve allí entre los tantos que ahora son, además, páginas de libro y los apretaba con cariño la misma mano que los escribió. Ayer recordé lo que el viento del olvido nunca se llevó: All We Need Is Love. 
*

miércoles, noviembre 01, 2006

El Olvido Que Seremos

Por estos días leo, qué digo leer, para ser sincero lloro de tristeza y de ternura mientras paso la mirada y los pensamientos sobre las líneas del libro El olvido que seremos de Héctor Abad Faciolince y que no es más que el retrato de un hombre amado por otro otro hombre; el amor del hijo por el padre. Una historia con final infeliz que empieza con recordarnos lo que ya sabíamos: a Héctor Abad Gómez lo matan y no fue el mayordomo. Esta novela que no es novela me lleva por esta ciudad que también es parroquia y a todo lo llama con nombre y apellido, polaroid de locura ordinaria es esta biografía del hijo contando al padre. En la solapa me hablan de Kafka visitado al revés en su Carta al Padre... yo recuerdo Big Fish, Invasiones Bárbaras, Adiós a Lenin, Historias Mínimas, Crash. El tono menor de las grandes historias es así.
El asunto, este libro, empieza con este epígrafe de Yehuda Amijai:
Y por amor a la memoria
llevo sobre mi cara la cara de mi padre
traigo aquí un poema publicado, años ya, en la revista Número...

MEMENTO
Por Héctor Abad Faciolince 

Mi padre era doctor y olía a limpio.
Me gustaba el recuerdo de su olor sobre la almohada cuando se iba de viaje,
y miraba hechizado cuando estaba en la casa su brocha de afeitar.
Con sus cuchillas, por tocarlas, por medirles el filo que raspaba sus mejillas, me corté muchas veceslas yemas de los dedos.
¡Esa sangre tan roja entre mis manos!
Por la mañana amabalas huellas de sus pies en las baldosas
y los rollitos de los calcetines dejados en el suelo,
y sus muchas corbatas en el clóset
tras el frasco de agua de colonia Roger Gallet, que alguna vez regué.
Nunca consideré si era feo o buenmozo
por mucho que los otros mencionaran su nariz de rabino y su cabeza calva.
No lo consideré, pero cuando mis ojos veían su semblante para mí era la calma.
Yo tocaba tambor en su barriga
y desde sus rodillas en las lentas mañanas del domingo rodaba piernas abajo por las espinillas.
Mi hermana un día lo hizo desmayar con un abrazo,
y él siempre a todos nos dejó aturdidos con la ventosa enorme de sus besos
y con el viento de sus carcajadas.
Mi padre recitaba poemas de memoria y me leía en voz alta el Martín Fierrobajo un árbol umbroso de Rionegro.
Todos los sábados se ponía un sombrero y en su rosal se hacía jardinero.
«Nací en el siglo XIII y campesino, no tengo otro abolengo».
Como era liberal, se decía cristiano y comunista porque amaba a los pobres,
porque sufría con el sufrimiento.
Mi padre vacunaba por las selvas, daba horas y horas y más horas de clase en la universidad y también en las cárceles, participaba en marchas de protesta
empuñando con furia sus pañuelos blancos
y publicaba artículos en los periódicos diciendo el nombre de los torturadores,
«capitán tal, sargento hijo de tal»,
denunciando secuestros, asesinatos y desapariciones.
Yo lo quería tanto que, de niño, había decidido morir si él se moría.
No lo cumplí de grande, hace unos años, cuando no se murió sino que lo mataron.
Aunque era manso, tal vez porque era manso lo mataron.
También era valiente y no envalentonado, era manso y valiente
porque estaba en peligro y no sentía miedo
y su única arma eran las teclas de una Olivetti azulo el azul de la tinta de un bolígrafo.
Eso ha tenido un nombre: resistencia.
Nunca entendimos que lo hubieran matado
ni que el traje con sangreque me entregaron en el anfiteatro
pudiera ser su traje con su sangre.
¡Nunca sangre tan roja entre mis dedos!
Había en los bolsillos un poema de Borges, «Epitafio»,
una lista de muerte con su nombre,
y una bala incrustada en el forro del cuello.
La bala fue una de las seis que lo mataron y no la conservamos;
los nombres de la lista fueron siendo borrados, en los meses siguientes, por los asesinos.
El poema decía:«Ya somos el olvido que seremos».
Y es verdad. A veces lo olvidamos.
Yo voy a recordarlo el día en que me muera.
(Caracas, viernes 26 de febrero de 1999)

viernes, agosto 10, 2012

Mariana Pajón

EN SUS BRAZOS EL ABRAZO DE UN PAÍS ENTERO


Oro y lágrimas. Oro y lágrimas. Oro y Lágrimas. Gracias Mariana Pajón. Pero no digo sólo su nombre. Digo Jackeline Rentería, Oscar Muñoz, Caterine Ibargüen, Oscar Figueroa, Yuri Alvear, Rigoberto Uran, Carlos Mario Oquendo y, claro, a la divina Marianita la vuelvo a nombrar. Gracias es un palabra muy breve para decir tanto. Ocho podios con bandera tricolor

y ese himno escuchado con el fervor del que entiende -ésa sonrisa campeona- el sentido exacto de cantar "el bien germina ya" reflejado en la medalla que brilla en el pecho de cada deportista que nos regaló orgullo y emoción.
Qué alegría haber vivido en la misma época de las medallas colombianas en Londres2012. Y vivir para contarlo.

jueves, agosto 09, 2012

i see dead people

JAIRO VARELA



Digamos que veo una foto de Jairo Varela en sus días de escuela en Quibdó. 
Digamos que la Sagrada Trinidad de la Salsa en Colombia está compuesta -compositores son- por Joe Arroyo, Jairo Varela y Fruko. 
Digamos que ser negro es un asunto que no sólo está en la piel. Digamos que una canción de cualquiera de los tres te hace negro de la cabeza a los pies. 
Digamos que ahora no voy a decir "tengo todos sus discos" como dicen tantos con los artistas recién muertos. La verdad no tengo ninguno, pero "Cielo de Tambores" está en un lugar exacto de mi infancia. Digamos que todavía lo escucho en mi memoria. Muchas canciones negras, niches, caminan conmigo.
Digamos que no hay diciembre sin Varela. Digamos que en mi casa tampoco es posible una carta al padre sin esa banda sonora que cuando dice Valle también dice Chocó.
Digamos que un niche en cualquier lugar del mundo a esta hora está cantando: "ahí vamos llegando, me voy acercando / no puedo evitar que los ojos se me agüen / tierra mía, pueblito donde nací".



sábado, agosto 04, 2012

CIEN METROS LLANOS



(a Don Luis)



La pista  de cien metros no terminaba jamás
                                    (iba hasta el horizonte y un poco más allá)
Lo veíamos recorrerla en pocos segundos, que era lo mismo que decir eternidad.
Era un tipo veloz.
Algunos le decían recordman, nosotros podíamos decirle papá.

Más alto, más fuerte, más lejos.
Cuando eres pequeño los héroes están en casa.

Amamos el olor de los uniformes deportivos
y correr a cielo abierto intentando ser él.

Luego crecimos. Buscamos medallas. Las encontramos.
Cambiamos de deportes. Y cambiamos de héroes también.

Cada cuatro años
aunque ya no está
me encuentro con él.

Cuando detuvo su carrera 
se sentó frente al televisor
                                         ante algún canal de apellido sports
Juntos veíamos a los demás triunfar y perder  
con esa mezcla de esfuerzo y dignidad, 
poesía 
que es una forma de respirar.

Cuando llegan las olimpiada bajo el volumen y en el silencio lo escucho hablar
con la pasión del que sabe lo que dice porque sus palabras conocieron ese sudor.

Él era tan veloz 
que corrió a irse 
antes que todos los demás.

La breve brisa de la muerte
desafía todos los cronómetros.

Todos somos, también, nuestras ausencias.


@lluevelove

miércoles, agosto 01, 2012

Olympia

UNA BANDERA EN EL PECHO



Es hermosa la generosidad de un deportista, es tan bella como su orgullo. El orgullo que siente y el orgullo que nos da. Una (otra) medalla olímpica que nos llena de emoción. Lleva en su espalda las ocho letras de escribir Colombia. Y en su pecho una bandera en la que le cabe un país entero. Todos los días nos enseñan, tanto, nuestros deportistas. Arigato Yuri Alvear, digo yo.

domingo, julio 29, 2012

Después de ver Sofía & El Terco

La elocuencia de Sofía



Colombia es narcotráfico. Colombia es corrupción. Colombia es aquella guerrilla y una campaña dice que Colombia es pasión. Colombia es todo eso, claro, pero no sólo eso. Colombia es, también, un sitio donde sucede la vida como en cualquier otro lugar: donde caben juntos el amor y el tedio, donde cada día entre montañas alguien despierta con deseos de conocer el mar, un sitio de pueblos bucólicos donde la calma es una forma de respirar. La Colombia que no ves en el noticiero de tv no es menos cierta pero, tantas veces, es mucho más real. Y en buena hora ha llegado el tiempo de verla en cine.

Si una película cabe en una palabra, entonces la palabra para hablar de esta es: Hermosa.
Hablo aquí sobre Sofía & El Terco.

Una mujer callada y sumisa decide rebelarse sin levantar la voz. Ella es Sofía. Su esposo, machista torpe y confiado es la definición de una promesa sin cumplir. Él es Alfredo. Y en la misma vereda Mercedes, la amiga de Sofía, es la inspiración exacta que la vida pone allí para impulsar el viaje mil veces postergado a conocer el mar. De alguna manera todo viaje -por lejano que sea- es una ruta que nos lleva al centro del corazón propio, pienso. Tantos kilómetros recorremos para llegar a nosotros mismos.

Carmen Maura, contenida, habla con sus ojos y cuerpo entero allí donde no hay palabras. Gustavo Angarita tozudo y dominante es el reflejo exacto de varias generaciones de hombres que creen dominar el mundo con un alarido pero son incapaces de abotonarse la camisa sin ayuda. Constanza Duque tiene la mirada palabra y pasos de la complicidad de la amigas que son hermanas, que crecen juntas, y que de verdad siente suya la felicidad ajena porque ha tenido el alma tan cerquita al otro para comprender su dolor.  

Pero si he de hablar de personajes tendré que decir que la música (gran acierto) es un personaje tan importante como los que encarnan los actores así como el paisaje es también determinante a la hora de contar esta historia que pasa del drama a la comedia sin grietas en la narración. Tu sonrisa es la primera en notarlo o -incluso- una lágrima que se te escapa ante esta necesaria dosis de ternura.

Las películas que no buscan moralejas son las que dejan una mejor lección. Sofía & El Terco, sin proponérselo, es un manifiesto contra la resignación.  

Andrés Burgos ha escrito y dirigido una película contada en tono menor, una historia sencilla, como un murmullo que se nos queda adentro y pasados los días después de verla todavía nos estremece el pecho. Si el libro es la mitad de hermoso que esta película creo que estoy ante uno de los más bellos libros que aún no he leído.






viernes, julio 27, 2012

Londres 2012

LECCIONES APRENDIDAS EN UNA APERTURA


-Primera lección: Puntualidad inglesa.
-Segunda lección: En ESPN los locutores no comentan inoficiosamente sobre la transmisión de apertura de los Olímpicos. No diré lo mismo de Caracol.
-Tercera lección: Nadie se está quejando porque "nos van a dañar la grama del estadio".
-Cuarta lección: Si esta ceremonia fuera aquí Shakira cantaría por tercera vez el himno nacional.
-Quinta lección: "La envidia nunca es buena, mata el alma y la envenena". Lo que hicieron los ingleses sólo le cabe hacerlo a los ingleses.
-Sexta lección: Manos de paz llevan la bandera olímpica. Momentos antes Inglaterra escuchó la canción favorita de Mahatma, el himno de Gandhi, tesoro de la India. La guerra que perdieron, la paz que ganaron.
-Séptimaa lección: ¿Qué puede haber más grande que el encendido del pebetero olímpico? ah, Polmacarni.
-Octava lección: Hoy es el día de aprender. Mañana también. De eso es que se trata esto, digo yo.

jueves, junio 21, 2012

#YoSoyComuna8



#YoSoyComuna8
[una iniciativa ciudadana]

Pasar del trino al hecho. Este es el asunto: ante la situación que hoy vive la comuna 8  -Villa Hermosa- en Medellín y los llamados recibidos de un colectivo de jóvenes, líderes culturales, de esta comuna la propuesta, que ha encontrado gran acogida, es ir hasta allí a acompañar a la comunidad originando emisiones de distintos medios de comunicación desde los mismos barrios de los que hoy se reportan sólo hechos de conflicto. Proponemos que la ciudad mire hacia este lugar con los lentes, micrófonos, páginas y pantallas de los periodistas que darán rostro a lo que tantas veces resulta ser una suma de números.

#YoSoyComuna8 es el hastag en twitter con el que se han ido sumando voces de apoyo que dicen, desde cualquier lugar, yo también soy parte de esta comuna. Porque lo que pase allí repercute en la ciudad entera: la mujer que cuida tus hijos está asustada, el estudiante que no llegó a clase tiene miedo, el profesional que no rinde igual porque está nervioso, el deportista que dejó de entrenar… eso se puede ver en cualquier lugar. Y a esa soledad es a la que queremos acompañar ¿cómo? Informando, contando, analizando el conflicto pero también hablando de 150mil gentes que tienen otras historias que no se escuchan por el ruido de las balas.

Este sábado 23 de junio jóvenes de esta comuna y de su vecina Buenos Aires han organizado un carnaval y concierto que han llamado “Un canto a la vida”.  Recorrerán desde las 11am las calles de Caicedo Las Estancias hasta llegar al sector conocido como Tres Esquinas para regresar luego a la placa polideportiva de Las Estancias donde a la 1pm comenzará un concierto con artistas de la zona e invitados de otros sectores de la ciudad.

A la convocatoria se han sumado: Telemedellín y Teleantioquia que originarán por primera vez juntos sus noticieros desde la zona integrando periodistas de ambos canales, EPM con su programa Camino al Barrio que enlaza ambos canales en su emisión, el programa radial Aló EPM transmitido por Radio Paisa de RCN, Caracol Radio,  Múnera Eastman Radio. También estarán allí los periódicos El Colombian, El Mundo, ADN, De la Urbe, Universo Centro. Los portales Medellín Digital, Ciudad Comuna, comuna8.org y el apoyo de Televida, Fundación Mi Sangre y la Alcaldía de Medellín con todas sus secretarías. Todos compartiendo y comprendiendo que esta una iniciativa ciudadana que tiene su origen en la comunidad de la comuna 8.

Además de los medios de comunicación e instituciones  nombrados anteriormente se han sumado apoyando a #YoSoyComuna8 Suso El Paspi, Crew Peligrosos, Jeihhco, César López –desde Bogotá- y Juanes entre otros personajes que comprende el valor  de estar presentes con sus mensajes e interés con esta comunidad que necesita hoy de la compañía de todos.

Desde el lugar en el que estés, por redes sociales, siguiendo las distintas transmisiones, enterándote de la situación y entendiendo que la vida y la resistencia civil despiertan cada día allí, puedes demostrar tu solidaridad y decir #YoSoyComuna8


miércoles, junio 20, 2012

#YoSoyComuna8

(una iniciativa ciudadana)
La idea es sencilla: pasar del trino al hecho. Varias voces (muchas, la verdad) de gentes que viven en la comuna 8 de Medellín -escenario de conflictos muy agudos por estos días- han llamado a contarme desventuras e ilusiones. Creo que mi función como periodista está en propiciar la mirada que acompaña: medios de comunicación originando desde Comuna 8 es lo que nos hemos trazado como primer objetivo. La respuesta positiva va creciendo y es hermosa. Distintos periódicos, cadenas radiales, tres canales de tv, noticieros mano a mano han dicho Sí y desde allí contarán historias que darán voz a lo que el ruido de las balas no permite escuchar. La comunidad quiere salir a la calle y con ellos estamos. Queremos que la atención, no sólo la tensión, de la ciudad esté en este lugar.
Cada uno desde lo que hace, ninguno aquí tiene capa de superhéroe.
Yo vivo en en San Diego y #YoSoyComuna8 porque esta ciudad me importa. Podría vivir en Belén o en Laureles o en Manrique o en Bogotá incluso e igual diría #YoSoyComuna8. Vos también lo sos. Este sábado es un (buen) día para mirar hacia allá y decirles que no están solos.
Click aquí para leer artículo periódico ADN 
 

martes, junio 12, 2012

EL CORAZÓN QUE LEE LATIENDO

(DESPUÉS DE LEER UN BUEN LIBRO)  
Antología de crónica latinoamericana actual es un libro que a la vez es joya y testimonio: joya por lo bien escrito (páginas habitadas por una prosa magnífica) y testimonio de los años que vivimos en peligro (retrato de cuerpo entero de esta región del planeta) importante destacar en este título la palabra "actual" porque palabra por palabra se define, en esta clase magistral de periodismo, que la realidad escribe las páginas que la ficción sueña con vivir. 
El verdadero realismo (sigue siendo) mágico cuando es relatado por Maestros como Martín Caparrós, Leila Guerriero, Cristian Alarcón, José Navia,  Alberto Salcedo Ramos, Juan José Hoyos, Juan Villoro y tantos más que hacen parte de las 49 firmas de cronistas que incluye esta selección escogida por Darío Jaramillo Agudelo. Este libro también es un mapa que te responde esa pregunta que te hizo papá: "mijo, ¿usted sabe dónde está parado?"
 

domingo, mayo 06, 2012

MEDELLÍN ES UNA CASA DE CITAS



Aquí tengo una cita conmigo 
y aquello que llaman destino.  

Aquí puedes tener una cita con la esperanza que creías perdida.  
En una esquina te espera el pasado 
y en la siguiente el futuro te llama por tu nombre.  

Tienes una cita con el todo y la nada.  
Putas y vírgenes te sonríen igual. 
Tienes un cita 
con una película de la que no sabes el final. 

Tengo una cita 
con amigos que a fuerza de irse 
han decidido regresar 
y con estas montañas que son otra forma de abrazar.  

Un desconocido me saluda 
con un cariño del que no soy capaz 
y alguien me odia porque quiere y nada más.  

No necesitas agenda 
para cumplir una cita con esta ciudad 
que en la noche te recuerda que es parroquia 
el lugar que sueña con ser gran lugar.  

Mil motivos para una cita tenés cuando pasás por acá.  
Es una casa de citas y una caza de citas también.

viernes, marzo 30, 2012

DOS MIL PESOS


"Yesica aga sopita de auya ma y con este billete compre el arroz y el hueso". Así es la economía nuestra: que espera incluso hacer algo más después con la devuelta porque este billetico es lo único que tiene y hay que estirarlo y no había dónde más escribir. La cuenta exacta. El hueso para la sustancia, la auyama que es mucha vitamina mija y el arroz que rinde tanto. Hoy tampoco hay carne porque yo no sé qué es una quincena, mija usté sabe. De pronto el domingo, dios mediante, con unos frijolitos bien ricos mija. Yesica tiene poquitos años y mucha experiencia a la hora de cuidar a sus hermanitos. Ella sabe que su mamá -cuando está en casa- siempre le va a cocinar con un amor que no cabe en el plato aunque se vea casi vacío.
Es distinta, muy distinta, la vida que se escribe entera en un billete de dos mil.

viernes, marzo 23, 2012

"PORQUE VIVOS SE LOS LLEVARON Y VIVOS LOS QUEREMOS"

(13 años de Madres de La Candelaria)
 
Hoy, cuando se conmemoran estos 13 años de resistencia contra el olvido, cualquiera de las Madres de la Candelaria podría ser mi madre. Y yo, de cualquiera de ellas, podría ser su hijo. Hoy he escogido ser el (otro) hijo de Teresita Gaviria . Ella es la Madre Teresa que conozco de cerca. Cuánto me enseñan todas ellas con cada minuto compartido. 
Hoy les ví venir de tantos lugares y también a tantos que les han acompañado como bastón contra la tristeza. Ví fiscales de los que buscan huesos y memoria, vi a la ONU y a la OEA que están aquí no para salir en prensa, ví a Personeros, Defensores, gentes con cargos importantes y gente sin ellos pero igual de importantes. Incluso ví al juez Baltazar Garzón que también ha ganado tantas causas que otros dan por perdidas.
Los he visto hoy acompañar, igual que ayer, esta soledad habitada por miedos. Y abracé los ríos de lágrimas de Tatiana Ríos: una niña recién huérfana a sus 13 años que también es parte de estos 13 años de las Madres que hoy también han sido, juntas, la madre mía. Ellas, mejor que nadie que pase por aquí, han sabido vivir donde otros nunca habríamos tenido la fuerza para el próximo suspiro. Ellas, mejor que nadie que pase por aquí, otorgan el Perdón que sólo ellas saben dar: el que de verdad da paz. Paz, sí, pero con justicia.
Llevan sus muertos en el pecho. La ausencia en una fotografía. Algunas, con toda dignidad, tienen un cementerio colgado del cuello. Hoy con ellas. Hoy, siempre. Madres coraje. 
A ellas: toda mi admiración. A ellas: todo mi amor.
"Desapariciones" esta crónica que tambi´én es canción por Rubén Blades. 

miércoles, marzo 21, 2012

HUGO

(un breve párrafo)
 
Ves Hugo. Entonces el cine recuerda que es esa bóveda oscura donde habitan tantos asombros a la luz del proyector. Ves Hugo y sabes que un hilo va de Méliès a Scorsese. Entonces tu mente, que acostumbra jugar contigo, te lleva sin escalas a desembocar en The Smashing Pumpkins esta noche (esta noche). Ves Hugo y algo en vos dice: Tonight, Tonight.
Tonight, tonight, la celebración de Méliès  

lunes, marzo 19, 2012

MEDIANERAS, DE GUSTAVO TARETTO

(este placer llamado Cine)
 Que a tus ojos los espere esta película "Medianeras" es un deleite. Bien escrita y plena de imágenes que se quedan a respirar con vos. Buenos Aires es buen personaje en este film y las actuaciones -digo sin saber- son justas y contenidas. Al que no la ha visto le diría que la busque y al que ya la vió que la repita (seguro me entenderá). Una historia mínima, simple, hermosa llena de poesía. El amor en los tiempos del ciberdespacio nos deja tan cerca y tan lejos.
Aquí una de las mejores aperturas (openings, les dicen) con la que me he encontrado en mucho rato. Lo dejo aquí como avance, como botón de muestra:
MEDIANERAS (primeros minutos) click aquí.