martes, junio 24, 2008

(...)

Puntos suspensivos

…Escribir. Por necedad o necesidad. Escribir con la urgencia más urgente que te acerca y te aleja de la gente. Escribir como único verbo que invita a la acción, como primera y última devoción. Escribir porque entre el latido y los dedos reconoces la obligación de la misma manera que el silencio también está en la voz. Escribir con sed y bajo el sol, también a la sombra del árbol mayor. Escribir con la certeza de ser parte de tu propia conspiración. Escribir como última religión. Escribir con odio. Escribir por amor. Escribir con la prisa a favor y también con la pausa por timón. Escribir para tejer telarañas que rompe el viento después. Escribir para recordar que somos olvido y tal vez. Escribir para encontrar la mirada perdida. Escribir porque es una cita. Escribir porque es el encuentro con uno mismo y también con el abismo. Escribir una lágrima para leer una sonrisa. Escribir a primera vista. Escribir desde la oscuridad del ciego para encontrar luz en mis manos…

15 comentarios:

  1. Escribir por quienes, como yo, nunca tenemos las palabras y la sed no nos alcanza y nunca encontramos un arbol y nos molesta el sol en los ojos y tenemos mil excusas para no encontrarnos

    Gracias Juan!

    ResponderEliminar
  2. Desde la oscuridad en busca de la luz, muchos hemos encontrado lo buscado, aunque más no sea consuelo en nuestra soledad o respuesta a lo que creíamos sin resolver....
    Tienes razón Juan, aunque no sea la profesión es maravilloso encontrar al final de nuestras manos algo más que diez dedos extendidos...
    Gracias por decir tan bien y ayudarnos a pensar en que siempre ay algo más para buscar!

    ResponderEliminar
  3. Y con todo lo que te gusta escribir, aún pienso que te sobra el título porque con los tres caprichosos basta.

    ResponderEliminar
  4. y tu luz alcanza para alumbrarnos a todos!!

    ResponderEliminar
  5. ey!, escribir tal vez para llegar al punto final. Escribir también el punto final.

    ResponderEliminar
  6. ... o para dar luz a los demás.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  7. Juan -que confianza ya la de uno- QUE TEXTO:
    "Escribir porque entre el latido y los dedos reconoces la obligación de la misma manera que el silencio también está en la voz"
    "Escribir una lágrima para leer una sonrisa."
    "Escribir desde la oscuridad del ciego para encontrar luz en mis manos…"

    Muy bueno, muy bueno.

    La última te la voy a pedir prestada para mi blog.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2:12 p.m.

    Y yo que aullo, escribo bajo la luz solar.

    ´tuvo bueno el texto

    ResponderEliminar
  9. Te brilla la pluma y me brilla la pupila!

    ResponderEliminar
  10. escribir para sentir lo que no se llegó a decir

    ResponderEliminar
  11. "Escribir para tejer telarañas que rompe el viento después"

    Sin palabras… esta frase me mata… y sigue escribiendo…

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10:54 a.m.

    poneme subtitulos. Es tu labor.

    ResponderEliminar
  13. Muy bueno mi hermano, un abrazo, y creo que lo bello de estas palabras es que llenan de gozo a nuevas manos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Adoro tu necedad de escribir... y me declaro adicta y necesitada de tus letras.

    Con tus manos das luz... y hacés que la sonrisa contenga la lágrima.

    ResponderEliminar
  15. Mi admiración, mi respeto y mi cariño para usted, señor Mosquera.

    ResponderEliminar