lunes, enero 22, 2007


CUANDO MICHAEL JACKSON ERA NEGRO

Tenía ganas de hacer gol. Era domingo y quería volver a casa con una historia para contar. Un cuento donde yo sería el héroe que acababa de salvar el mundo con el poder de una zurda imparable, la tribuna cantaría por mí como los ángeles repitiendo en coro el verdadero nombre de dios. Pero siempre entrábamos a la cancha con el marcador en contra, así fuera apenas el primer minuto. Debí desear ser boxeador: me va mejor golpeando a mi sombra pero esa, por entonces, no era una opción. Los domingos tienen el aire de los días que no deberían terminar. Aunque han pasado años prefiero la mañana del domingo a la noche del viernes aunque no traiga los besos que fácilmente te dan. Salía a la cancha con la firme intención de ser Kempes o Tarantini, que mis jugadas fueran el orgullo que hace que tus padres olviden que al principio de la historia no sabían qué hacer con la noticia de estar embarazados de ti. Necesitaba un gol, entonces miré cerca del arco y allí estaba: era tan bella que dolía mirarla como dicen por ahí, y antes que Fito Páez sospechara la frase escribí en mi cabeza: Yo no buscaba a nadie y te vi.

Algo estaba cambiando definitivamente y era un punto sin retorno, nunca volvería a ser el de antes. Ahora el mundo que anteriormente estaba dividido entre niños y adultos comenzaba a tener variaciones en mi conciencia… ahora existían las niñas y las mujeres. Y por supuesto no estoy hablando de mi madre y mi hermana. Esto fue una revelación y puedo jurar que la tierra empezó a girar más despacio ese domingo, al menos para mí.

Michael Jackson era negro. No sé si algunos de ustedes nacidos-después-de-cierta-fecha lo sepan, no sé si algunos de ustedes nacidos-después-de-cierta-fecha sepan quién es Michael Jackson. No te hablo de un pedófilo desnarigado que viste en E! Entertainment Television. El era un artista fundamental que influenció a todos y a los demás también; el hijo legítimo de James Brown y Stevie Wonder… además nos dio We Are The World y muchos le creímos aunque los gobiernos se rieran de nuestra genuina ingenuidad.

El caso es que mientras Michael Jackson era negro, brillaba en el firmamento pop como la más grande estrella, yo estaba en la tierra notando que algunas mujeres son fugaces y eternas como los cometas: pasan por tu vida con esa luz inolvidable que no dejas de mirar para dejarte luego en el cielo más oscuro esperando a que vuelvan. Yo jugaba fútbol, que era un asunto de hombres, necesitaba un gol para contar una bonita historia y cerca de la portería -ya lo dije- estaba Ella como tiro libre al corazón y ya no recuerdo el marcador.

Desde ese día pedí ser arquero pero si hubiera sido necesario incluso habría sido árbitro. Michael Jackson pidió ser blanco y creo que ahí todo se jodió. Al domingo siguiente me sudaban tanto las manos que cada balón me resbaló y no escuché mi nombre... sólo el grito de otro que nunca seré yo con el eco del gol. Y ella, como el cometa que nunca vi dos veces, ella por supuesto no volvió.



45 comentarios:

  1. Carlos5:05 p.m.

    El amor aparece cuando uno menos lo piensa, incluso puede aparecer en los recuerdos de una generación pasada en la que detalles que antes eran tan importantes ya están guardados en el cajón del olvido.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Cuando Michael dejó de ser un encantador niño negro para convertirse en una extraña mujer blanca -la cita no es mía, es una burda adaptación de un escritor que no recuerdo- todo se jodió, como tú mismo lo dices.
    O, bueno, casi todo.
    Nos queda el olor a Solid Gold en las tarde de JES Televisión y la quijada caída cuando escuchamos por primera vez a los Jackson Five... y eso no nos lo quita nadie.

    ResponderEliminar
  4. mirabay8:11 p.m.

    bellísimo. me encantó.

    ResponderEliminar
  5. Cuando Michael Jackson era negro!!!... que imagen tan contundente.... contaste en 5 palabras la descripción de toda una época... me hiciste cobrar conciencia de un antes y un después que no necesariamente es el que siempre nos han contado: AdeC - DdeC

    ...sólo esta imagen me trajo a la memoria un mundo, una vida y una Maye que sigilosamente aparecía donde estaban los chicos que le gustaban, que con morral al hombro recorrió un montón de montañas cantando mientras acampaba y que por nada del mundo se podía imaginar que Michael Jackson (o cualquier ser humano) dejara de ser negro para convertirse en una cosa amorfa y blanco parchado...

    ResponderEliminar
  6. A mi me gusta mas pensar en Michael Jackson cuando era negro asi como muchas otras cosas que quiero recordar tal como eran, antes de jodersen!
    Namarí

    ResponderEliminar
  7. Marcela M7:30 a.m.

    Michael Jackson fue mi primer amor imposible, y todavía no entiendo como fue posible que éste hijo prodigio del mundo renunció a ser lo que era... un hermoso niño negro que me llenaba de ilusión.
    Marcela

    ResponderEliminar
  8. Juanito... (¿te puedo llamar así?). No sé qué decir. ¿Que la época pasada fue hermosa y por eso podemos mirar con hermosura la presente? ¿Que lo que haya sido ha de ser según cómo lo hayas vivido? ¡Que gracias por ponerlo a uno a sonreir, viendo esas imágenes que generan tus palabras!
    Por ahora que un abrazo, mientras sigo viajando en esa bicicleta y a esas canchas donde había cosas mucho más importantes que un marcador.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Mientras tanto en ciudad Gótica, mentiras, en Yarumal, yo empezaba a odiar el fútbol porque los demás niños me tiraban al cara y sello o al primer Gol y yo jugaba para los que perdían. Pero ahí estaba “Inés”, la incomparable niña de mis sueños con su sonrisa que todos los jugadores creíamos para nosotros, después nos partió el alma saber que el blanco de sus dientes era para el que ¡siempre hacía los goles¡; los troncos tuvimos que aprender a hablar para que las niñas nos dejaran acercar unos cuantos metros, flacuchos y débiles la ley de la supervivencia nos hizo “avispados” y nos “aprendíamos” los pasos del negro ese endemoniado que bailaba mejor que todos los demás Zombies… después decidió convertirse en un Zombi de verdad y dejó de bailar; sospecho que el precio que el diablo le pidió era renunciar a su color y le encimó unos cuantos niños, pero finalmente lo engañó, era mejor el mero maquillaje... ¡Que bueno es recordar esos tiempos de espinillas y de fugases amores eternos¡

    ResponderEliminar
  11. mariaandreak10:57 p.m.

    ¡Tiro libre al corazón!
    Poco más puedo decir... ¿cuántas veces encontramos el amor con el marcador en contra?

    ResponderEliminar
  12. CARLOS/ love is in the air

    PALA/ ...nadie nos quita la materia prima de nuestros sueños; el origen del próximo cuento, la siguiente canción. Aquel sitio donde somos hermanos en la memoria que corre por nuestras venas...


    MIRABAY/ Y tu voz también.

    MAYE/... ciertos hitos de nuestras vidas, ciertas certezas que ya no son tan ciertas, algunas torres de esta otra N.Y. también pueden pueden caer...

    NAMARÍ/ ...me quedo con las canciones, equipaje liviano que camina conmigo, me quedo con las canciones como las que vos me das...

    MARCELA/ y en la cancha donde se juega el partido de mi vida se escucha un rumor en la tribuna: no son aplausos, es el batir de alas de los ángeles que me acompañan y entre ellos siempre estás vos.

    CESAR-IN/ La literatura y los recuerdos se esconden en el mismo lugar y no hay espejo que mienta cuando dice que algo de eso también es tuyo cuando recuerdas, cuando lees con los ojos de los demás.

    TECEO/ Todos tuvimos o tendremos nuestra Inés. Ya lo ves.

    MARIANDREAK/...pero el partido no se acaba sino hasta que se termina, decía aquel narrador en la radio, siempre será tiempo de mirar al arco: ya viene el gol...

    ResponderEliminar
  13. Anónimo9:59 a.m.

    Hermosa historia, época maravillosa... con todos sus altibajos.
    Cuando te leí por primera vez sentí que te expresabas con las palabras del amor, sigo sintiéndolo así, independientemente del tema. Qué fortuna leer una historia de amor en tus palabras.

    Yo personalmente no conservo un recuerdo muy nítido del momento en que mis miradas se fueron yendo tras los niños... sé bien que han pasado algunos años desde eso y hoy me pregundo si llegará el día en que no me suden las manos o se me resbalen los balones ante una mirada o esperando una.

    ANTONIA

    ResponderEliminar
  14. A mi me toco otra época pero si recuerdo como ese momento, en que note eso que usted dice tan bonito de los cometas y ls estrells fugaces, Fito era negro tambien, por decirlo de alguna forma. Supongo que nuestra niñez nos da la espalda igual que nosotros a ella, lo que amamos nos traiciona no porque cambie si no porque nuestra mirada lo ve con otros ojos. Enredadito yo no? Yo deje el futbol, me fui de casa a tocar el rocanrool de los idiotas y no vuelvo aun

    ResponderEliminar
  15. juanmosquera11:05 p.m.

    ANTONIA/ Yo tampoco tengo aquel nítido recuerdo de esa colección de la primera vez. No soy periodista a diario de mi propia vida, aunque el oficio me acerque. También me aventuro en la aventura de la ficción que -como las historias de mis venas- cruza el río de mis sueños para entrar en recuerdos propios ajenos y escribir un cuento que es tuyo. Aún así, disculpen, cuando fabulo en algo sale lo autoreferencial.

    Decía: un cuento que es tuyo, todo tuyo que estás ahí al lado del arco leyéndome con un amor que agradezco mientras espero y aspiro, Antonia, que no desaparezcas con el brillo del próximo cometa.

    DIGO YO/ Fito no se hizo blanco por vestir ropa Versace. Jorge Drexler no es negro todos los días frente al espejo de sus canciones. Ya lo dijo Charly García: Desarma Y sangras...

    ResponderEliminar
  16. Gracias por compartir tus pensamientos en mi blog.te sigo y tu articulo super bueno
    Saludos desde mis sueños
    soleil

    ResponderEliminar
  17. buen referente, cuando M.J. era negro... ya nada es lo que era, diría Serrano, muchos saludos, c.

    ResponderEliminar
  18. Lástima que ella se fuese como un cometa.
    Sobre Michael, lo que me da es tristeza.
    ¿Como un hombre puede caer tan bajo?
    Incluso pasando por su propia raza y dignidad.
    Me gusta recordar otros tiempos, pero hay cosas que deberían cambiar.
    Besitos.
    Pd: Gracias por tu visita y tus bonitas palabras.

    ResponderEliminar
  19. Tan poco tuyo que ahora soy yo
    y nunca fui
    tan de nadie...

    Que buen post!!!!

    ResponderEliminar
  20. excelente post...uno no se da cuenta lo que se perdia, hasta que lo descubre...uno no extrana lo que no tiene, hasta que lo consigue y deja de tenerlo..

    El amor es eso...tener y no tener...o tener miedo de perderlo o la...es dejar de ser uno mismo despues de descubrirlo o la.

    Me encanto esto,

    Petra

    ResponderEliminar
  21. Me has traído a la mente tantos recuerdos en blanco y negro que me hicieron tremendamente feliz, y de repente me regresas a éste presente dónde mi mundo gira paralelo a una portería de fut y un portero que apenas aprende sobre las fugaces estelas del amor...
    y si, basta un segundo para que la gloria roce la punta de tus dedos y el viento defina si cantas tu un " lo paré" o canta el otro un ensordecedor " gooool"..
    que en ambas ocasiones y según el extremo de la portería define el instante....
    Muchos besos Juan...
    hermosa tu historia:)

    ResponderEliminar
  22. Solo pasaba a saludar, digamos que no ando muy comentona por estos días...

    ResponderEliminar
  23. Pues si me acuerdo de esos roles y de como me gustaba imitar a veces los pasos, que no me salieran era otra cosa.

    Saludos y nos leemos luego

    ResponderEliminar
  24. MIDESPERTAR/ ...jugando el tenis en este campo: yo voy, vos venís, todos están a un link de acá. Pasar al otro lado de esta cancha con el boomerang del cariño que nos hace regresar. Bienvenida a este lado del sueño.

    C/ Bonito ver tus flores sembradas aquí. Ismael Serrano siempre tendrá entre sus la bios tantos pedazos de verdad...

    DARILEA/... saliendome del cento del chico y la niña que jamás conoció y que hoy hemos conocido aquí debo decirte que MJ también se convirtió en estrella ciega por el resplandor que no supo cómo volver a brillar.

    CATA/ Poesía. Necesaria. Siempre.

    PETRA/...uno nunca tiene a alguien, así lo veo yo, uno invita. Y alguien se queda. Esa es la verdadera conquista dsarmada del ejército del afecto...

    CIELOAZUL/ gracias por la compañía de tus dulces nubes en este simulacro de cielo.

    SIEMPREELSUR/ pasarán el ruido y el silencio... pasará el dolor y llegará la calma. Volverán también tus palabras y vos nunca te habrás ido. Gracias también por lo fugaz.

    FAB/ ciertas historias son tan universales como la geografía. De México a Colombia también hay fronteras perdidas. Y somos tan hermanos de vez en cuando que parece que hemos crecido en el mismo cuarto.
    Luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  25. Yo no buscaba a nadie y te vi.
    *
    *
    * Cuando...era negro... todo era de colores...

    Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
  26. que pases un gran dia ymuchas gracias por la visita, espero leerte en otro post.

    ResponderEliminar
  27. Un placer leerte... el final me gustó mucho, bello y conmovedor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. FERIPULA/...el mismo abrazo...

    MARIACRISTINA/...igual te digo...

    SOLDESOLES/ ...un placer encontrar aqui el brillo de tu sol.

    ResponderEliminar
  29. FERIPULA/...el mismo abrazo...

    MARIACRISTINA/...igual te digo...

    SOLDESOLES/ ...un placer encontrar aqui el brillo de tu sol.

    ResponderEliminar
  30. Logramos muchas cosas cuando somos nosotros mismos, pero los cambios también son necesarios. Ahora nos preocupamos por encontrar la estabilidad del asunto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. A veces, se puede intuír en la sutil presencia de otros(as), belleza y compañía, y a veces como ahora, es importante ir y decir que pese a la distancia, la aparición es precisa y valorada.
    Muchas gracias Juan, un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  32. ese comentario era el trozo de una canción que andaba escuchando y que debo haber regado por todas las esquinas de la vida en la semana... y ahora con segunda visita, te cuento que tu historia me deja con cierto sabor de profecía autocumplida... ¿porqué el que desea ser otra cosa, transformase, quedarse en la portería, en la banca, en el camastro de recuperación de un hospital y evitar el sol, las pelotas a mil por hora en dirección al cráneo, y las voces multitudinarias de "no lo hagas", deben hacer caso, si se trata de amor???...
    jajajaja, que pregunta, ni yo me la respondo. Besos, buena semana.

    ResponderEliminar
  33. VYKIA/ me gusta cambiar, es necesario cambiar y ahi recuerdo al Fito Páez negro que Andrés Correa cita por hablar de otra época (por decir puro) como dice aquella canción: "cambiar por cambiar, no más".
    El mismo abrazo para vos.

    SIEMPREELSUR/...ciertos lazos en lo invisible nos unen...

    CATAFDZ/ tenés razón ¿quién contesta esa pregunta? Bonita semana para vos. Gracias por la visita que sos siempre bienvenida

    ResponderEliminar
  34. qué lindo lo que escribiste allá, gracias, c.

    ResponderEliminar
  35. Jackson ha sido una de las más grandes estrellas. Ahora, es una especie rara físicamente hablando, psicológicamente tampoco tiene que estar muy bien para destrozarse la piel como ha hecho. Sin palabras. Bonito relato, me hiciste recordar mi época de adolescente y algún amor. Abrazos y cariños!!

    ResponderEliminar
  36. Gracias por pasar por mi mar de sensaciones. ¿Para cuando otro texto? :) Besos mil!!

    ResponderEliminar
  37. Bien, mi querido Juan. He recomendado a gente que lea, a ver si se les alborota un nudo de emoción al igual que a mí con tu blog.
    Me gustaría ubicarte en el mío: ¿Te parecería bien?
    Un abrazo, por ahí te espero.

    ResponderEliminar
  38. Ya... gracias. Por ahí te tengo, compadre.

    ResponderEliminar
  39. C/ bonito verte acá, gracias

    SIRENA/ estas playas te reciben con cariño. Y el mar de los recuerdos, te digo, está lleno de especies en vías de extinción.

    CESAR/ gracias por el link. Esa manera virtual de levantar puentes en este mundo real. Gracias. Esta casa también es tuya.

    ResponderEliminar
  40. Oiga, yo hace días que he tratado de dejarle mis gracias, pero esta cuestioncita se pone media tonta.
    Siempre le agradece por todas sus luces.
    Besos

    ResponderEliminar
  41. Que bonita la magia que usas para recordarnos lo que a veces olvidamos y tantas veces nos hizo felices...

    ResponderEliminar
  42. Anónimo4:50 p.m.

    Sueño con el día en que encuentre un nuevo escrito en tu página, ya me están haciendo falta tus palabras (releo las anteriores pero estoy ávida de algunas nuevas).
    También sé que la inspiración llega de repente y probablemente tarda en reaparecer, pero aquí habemos varios, estoy segura, deseando que escribas lo que todos pensamos o sentimos.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  43. Anónimo4:58 p.m.

    Como puedes ver en la falta de la firma, no era mi intención publicar así tal cual el anterior comentario. Lo escribí sin pensar, pero quería embellecerlo. Creo que por esta vez me traicionó el subconsciente...
    Antonia

    ResponderEliminar
  44. SIEMPRE/ la luz, como el amor, está en el aire. La linterna la encendemos juntos.

    MARIALE/ bienvenida siempre

    AGUSTINA/ perdón por la demora, la tardanza o el silencio. Estoy aqui de vuelta al lugar del que nunca he partido y a tus palabras respondo con mi invitación a que veas Babel si no la viste ya.

    ResponderEliminar