miércoles, febrero 07, 2007

(un comentario)

BABeL, BABeL, BABeL...
...escuchando el coro de tristes canciones tristes


Un cuerpo inocente resulta culpable de encontrar una bala perdida. Y cae a pedazos la Torre de Babel. Ella es más hermosa que un pecado sin culpa, vive en el Silencio y en el Japón. Y cae a pedazos la Torre de Babel. El es norteamericano, turista accidental, y sabe que su matrimonio duerme en una cama en llamas. Y cae a pedazos la Torre de Babel. Ella es mexicana y lo dejó todo por el american dream mientras despierta afuera del paraíso. Y cae a pedazos la Torre de Babel. Ellos son niños marroquíes jugando a encontrar la infancia perdida y descubren que un arma en sus manos nunca es un juguete y siempre es un arma. Y cae a pedazos la Torre de Babel. Yo, tú, él y nosotros también. Dame dios un motivo para creer en el santo que abandonó su fe.

La pantalla del cine del fin del mundo proyecta la película de Alejandro González Iñarritu y confirmas que el ingenio humano siempre encuentra nuevos métodos para arruinar una vida, incluso cuando no se lo propone. La sala de cine es el único lugar de clima fresco, naturalmente artificial. Por estos días la tierra tiene fiebre y el calor que para unos es incendio, para otros se llama tormenta. El hielo del deshielo amenaza con inundar todo mapa que aprendiste en clase de geografía y ya está a punto de enseñar una nueva realidad. El alfabeto del destino te cambia una letra y te cambia lo vivido: un Invierno es un Infierno y ya somos el último pensamiento de un dinosaurio a punto de extinguirse.

Mientras tanto, los fotogramas de esta historia llamada Babel se te quedan adentro de las pupilas. Nada tan íntimo como esta crónica transnacional que deja constancia que no sólo los actos de los gobiernos nos afectan a todos, el efecto mariposa es un invisible dominó tocándote el hombro pero vos nunca girás a mirar atrás. Guillermo Arriaga con su guión logra conjugar el verbo fluir al momento de narrar esta biografía de un planeta que también es un abismo en el espejo en que no queremos reflejarnos nosotros mismos. Y la verdad no vi a los actores actuar: los sentí sentir… a todos, a los de nombres que ya te sabes y a los desconocidos que ya no olvidas.

Hay un punto donde Génesis y Apocalipsis se encuentran, esta es Babel. Hablo de una película pero no sólo sobre ella: recuerdo las grietas que son heridas y esas son las líneas en la mano de esto que llamas vida. De vez en cuando el cine no es sólo cine sino también filosofía. Y a partir de esto pongo en la báscula el peso de la palabra Consecuencia

¿Recuerdas la historia de la Torre de Babel? Cuando aquel dios como castigo nos dio el premio de tantas lenguas distintas para que nadie se entendiera al hablar (aunque fueran iguales los labios) y así los humanos no alcanzaran el cielo con la insolencia de levantar una torre tan alta como el nombre del creador. Y allí nacen los idiomas según la tradición de la biblia judeocristiana. Y allí muere la unidad y empieza la división.

Existen algunas alegrías incomprensibles, lo sé, pero todos comprendemos el dolor. Las lágrimas son el verdadero idioma universal. En estos días el planeta no tiene otra canción para cantar. Y cae a pedazos la Torre de Babel.

24 comentarios:

  1. Anónimo12:36 p.m.

    La naturaleza humana juntando tantas historias que son una misma, que es la de todos, creo yo.

    ResponderEliminar
  2. Charlie12:56 p.m.

    Sin palabras, no se en qué idioma de los que salieron de aquella Torre de Babel explicar el genio de aquel que escribe tan delicioso que parece una lectura gourmet. No me queda sino decir que me place entender el español para poder leer con libertad este blog.

    ResponderEliminar
  3. Marcela M2:22 p.m.

    Esperaba hace algunos días estas palabras que salen de tu boca. Varias entradas sin novedad, y hoy me encuentro sumergida en el montón de lenguas que vos conjugás para nosotros. No queda nada por decir, sólo entrar y pensar o tal vez llorar.
    Gracias Juanito
    Marcela

    ResponderEliminar
  4. Nada mejor para esta tierra con fiebre que tus palabras.
    Bienvenido el aguacero de lluevelove!
    Namarí

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Es la nuestra história.
    Gran trabajo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:06 p.m.

    Esperar con ansia estas palabras valio la pena, no solo por que son un deleite gramatical sino por que nos damos cuenta que a pesar de tantas diferencias, siempre nos vamos a entender, asi nos duela...

    Johanilla

    ResponderEliminar
  7. Querido, vengo llegando de ver Babel, y sabe?...me ha gustado más tu comentario que la pelicula.
    Un beso para ti

    ResponderEliminar
  8. Estupendo cierre el de tu ensayo, pero sé que vendrán días en los que todo será muy bueno para ti y para mi, mientras cae a pedazos la torre de Babel de los malvados.
    GRACIAS, AMIGO, muchas Gracias por acompañarme...Tienes un lugar muy especial en mi corazón y en los días buenos, prioridad.
    BESOOOOOOOOOOOOOS y ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  9. ANONIMO/ razón. toda. nuestra historia está hecha de pedazos de otras historias que nadie nos ha contado y también son la nuestra.

    CHARLIE/ honor que usted me hace degustando este humilde plato de lentejas que aún revela la falta de un hervor y, sin embargo, sus ojos ponen aquí la sal y mejoran el sabor.

    MARCELA/ que haya valído en algo la espera, que haya yo merecido tu paciencia, que el sol de tu corazón evapore cualquier lágrima y abra el cielo y llueva amor.

    NAMARÍ/ bienvenida vos. mi otra voz.

    DAVID SANTOS/ este placer de saberlo aquí, señor, se convierte en abrazo que acerca lo que yo llamo Colombia a lo que vos llamás Portugal. Cruzo el océano de silencios para encontrar una próxima palabra suya. Gracias por venir por aquí.

    JOHANILLA/...siempre nos vamos a entender, también con alegría. como saberte de nuevo aquí cruzando por esta visita que también es nuestra cita.

    SIEMPRE EL SUR/...me sonrojan sus palabras. Eso es lo más bonito: saber que para todos el mismo paisaje no es el paraíso. disculpá vos la diferencia de presupuesto entre la costosa película y mi económico comentario, seguro nacen de un amor parecido: el amor a la vida.
    el mismo beso viaja para vos.

    ResponderEliminar
  10. SOL DE SOLES/ Muy agradecido por el reporte de sintonía desde el DF mexicano, desde Medellín transmite esta radio patrulla capturando audiencia (esta noche estoy de buen humor, verás vos).

    Gracias a tu corazón por la generosidad de hospedarme. Esta casa también es tuya... y como canta un amigo bogotano: "Ya vendrán nuestras canciones"...

    ResponderEliminar
  11. He visto la película Babel y como siempre gana en la palabra los gestos y la mirada ese si que es el idioma universal.
    Ante el amor todo el mundo entiende.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. No te sonrojes lo bueno debe ser dicho.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo2:30 p.m.

    La diversidad que genera tan insondables diferencias parece ser la única semejanza… cada cultura es una torre de babel que a su vez está hecha de infinitas torrecitas de Babel que somos cada uno de nosotros. En consecuencia el choque cultural es de un tamaño descomunal…
    Una vez más, gracias al poeta que nos comparte hermosamente sus miradas…
    ANTONIA

    ResponderEliminar
  14. Anónimo11:48 p.m.

    Dios santo cada vez me sorprendo mas con lo que escribis, me da no una si no varias sensaciones tan indescriptibles. te admiro muchisimo mi juan.

    -Rayuela

    ResponderEliminar
  15. DARILEA/...ante el amor todo el mundo entiende. Y a veces, sometimes, a nuestros actos los domina tan poquito amor.

    SIEMPREELSUR/ gracias, gracias vos. Atrás de mí la radio deja escapar una nueva vieja canción que dice "tengo la palabra fácil pero el labio complicao..."

    ANTONIA/ lo que tenemos igual es que somos distintos. Pero no lo somos tanto. No lo somos. La mezcla es nuestra mayor riqueza.
    Y vos con ese nombre, Antonia, que enamora tanto como cuando La Duda conoce a La certeza.

    Un abrazo a vos

    RAYUELA/ hija de Cortázar y de los cronopios, nacida con el compromiso de ser feliz. Creo que a eso llegamos aquí -y cuando digo Aquí digo mundo y digo vida- : a sentir.

    ResponderEliminar
  16. ¿Y cómo no? Gracias por las músicas tambien.

    ResponderEliminar
  17. Babel es la herida sin sanar de un cine que lleva el efecto mariposa hasta los límites más exacerbados de su propia realidad, bajo la coartada de un mundo globalizado, interconectado y totalmente desorientado. Su historia refleja eso, el único modo de escapar al miedo, que es a través del amor y del verdadero dolor. Algo que comparten todas las culturas hablen la lengua que hablen. Muy buena película. Abrazos, amigo!!

    ResponderEliminar
  18. Juan

    La vi y es excelente. Me facino, y muestran una gran realidad sobre todo la de la familia americana y la de la mexicana que cuida los hijos del matrimonio.

    El director es el de amores perros, un genio. No hay felicidad en ninguna de las tres historias, pero como dices, algo que une a la gente son las lagrimas eso es universal

    besos y buena critica

    petra

    ResponderEliminar
  19. Lástima, no la he visto aún...
    Sé que no debo perdérmela.

    Leerte aquí, la convierte en más apetecible...
    Un saludo, Juan

    ResponderEliminar
  20. Decir que la película me fascino supongo que no es decir mucho, otras lo hicieron, pero me gusto ese sabor agridulce que te deja, el hecho de que te haga decirte “Sabes, eso que haces aunque no lo creas puede llegar a afectar a otros, reflexiona”.

    ResponderEliminar
  21. Milena1:33 p.m.

    Juntar palabras para describir es una gran virtud, yo no sé que sos vos pero me "dejás" una sensación indescriptible cada vez que te leo y te releo, mirar a través de tus palabras es un gran placer...

    Milena.

    ResponderEliminar
  22. SIEMPRE/...por la música, idioma que bien conoce el alma...

    SIRENA/ abrazos a vos mientras aletean las mariposas...

    PETRA/...lejos de casa todo es hostil para ellos dicen las sagradas enseñanzas del libro norteamericano de bienaventuranzas. Y hay quéver la felicidad sin prejuicios de un niño gringo en plena fiesta mexicana...

    VALERIA/ gracias por la visita y por adoptar estas letras como una recomendación.

    BELITA/ y uno piensa. Y piensa...

    MILENA/ el placer es compartido cuando esta soledad de escribir encuentra bonitos ojos que miran con su mirada esto que los ojos de tantos han visto y que aquí te ofrecen también los míos.

    ResponderEliminar
  23. Causas Azares… ¡todo esta conectado!

    Me hacia falta verla para confirmar el hilo conductor que une todos los pedazos de la “colcha de retazos” que es el presente nuestra especie; tenia todos los elementos, pero me faltaba el sentido del ritmo que este director imprimió a su obra. Decís: “todos comprendemos el dolor” entonces ¿es el dolor el verdadero idioma universal?, ¡que triste verdad!, busco, pero no encuentro, contra-argumentos.
    No es un asunto solo de los pobres, los desposeídos, los inmigrantes, los miserables, los que no saben o no pueden comunicarse… todo está conectado, aunque nos empeñemos en ignorarlo o negarlo; en este extraño mundo andamos ciegos tentando la cara de los demás con nuestros puñales; la inocencia o bondad de unos pueden ser el detonador de las tragedias de otros, aun el silencio es culpable.
    De tantas escenas magistralmente interpretadas, destaco una ironía, que para otros nada ha de significar: Ella se niega a enfriar su Coca-Cola con un el hielo marroquí, porque ignora de donde viene el agua… pero terminó “recibiendo” un disparo, ignorando de donde venía la bala. Vana, sobremanera, es toda humana previsión…

    ResponderEliminar
  24. Me gusta mucho leerte. Me gustan mucho las imágenes que salen de tus palabras.

    Babel... Babel...el alma arrugada, una fuga en los ojos y un grito universal.

    Que no se nos olvide nuestra torre, que no se nos olvide aprender del montón de torres que vemos construir y caer a nuestro lado... que no se nos olvide Babel.

    Mientras tanto gracias a vos y a tu voz por compartirnos y dejarnos expresar a través tuyo mucho de lo que también pensamos, sentimos y vivimos. Un abrazo gigante!!!

    ResponderEliminar