lunes, marzo 12, 2007

(detenido... una requisa al lado del camino)


POCKETS & BOLSILLOS

¿Cuántos secretos se pueden guardar en los bolsillos? Llevo conmigo algunos trozos de papel vencido por el tiempo y el agua y la tinta abandonó lo que ayer escribí allí. Tengo en la camisa, cerca al corazón, el recuerdo del lado oscuro que también soy yo del que me habla sunshine en su resplandor pero dejo intacto el deseo de latir por la emoción. En el pantalón guardo las llaves y una dirección de otra puerta que no es la mía y a donde puedo llegar y sentirme en casa. Ya no llevo los dulces que alguna vez guardaron los bolsillos de mi infancia que eran toda la comida que se necesitaba para pasar una tarde, los he cambiado por pastillas para esquivar, o al menos intentarlo, este pulso en la cabeza que ha crecido conmigo y que el doctor que no sabe con que palabra quedarse dice que es migrañajaquecacefalea

En estos bolsillos de hoy llevo algunas canciones como algún tango de mi abuela o una salsa de mi padre a quien llamaban don Luis. Tengo aquí esa pregunta del niño ciego que insiste en saber de qué color es el viento, y el tiquete de la película París Je t´aime sólo por recordar además de la cinta también la dulce compañía y el café que vino después. Mis bolsillos tienen números que cuentan la pobreza que además encuentras en esta tierra (Colombia tiene 21 millones 500 mil pobres, 5 millones 500 mil indigentes, 10 millones de personas viven con 2 dólares al día y otros 3 millones y medio sobreviven con 1 dólar al día) y ahí mismo un billete mal doblado de diez mil pesos que no cambia para nada lo que entre paréntesis te he contado. En un bolsillo llevo los dolores, en otro tengo los alivios.

Estos bolsillos guardan también recetas con el sabor de lo vivido. Sé bien que hay listas de muerte en los bolsillos de otros con nombres de personas que odian por encargo. Y por encargo disparan. Por eso llevo en los míos la lista de mis afectos y mis queridos que son mi protección, abrazo y coraza. Esos nombres de mi cariño son los que nunca dejan mis bolsillos vacíos.

Nunca tuve caucheras ni ranas, nunca tuve rifle ni balas, nunca guardé piedras para lanzarlas, tuve siempre a mano mi cobardía en el bolsillo de atrás para correr cuando los otros chicos de la cuadra sacaban su arsenal. Guardé tarjetas con números de teléfono que nunca marqué por temor físico a que realmente alguien del otro lado del auricular me pudiera contestar. Y también tuve como vos eso que aquí llamaban credencial.

A veces hay mañanas en las que, al esculcarme los bolsillos, descubro que este jean está más roto de lo previsto y he dejado caer, seguro, la idea del cuento que mañana tendría revisado y escrito. Por ahí mismo se han caído dos o tres sueños que se llevó el olvido. Tengo, no puedo olvidar, una foto sin flash donde ella me mira sin sombra con su sonrisa que me enseñó que amar es decir tranquilidad.

Tengo en el bolsillo un tiquete de metro y un teléfono celular, seguro que así empieza un viaje que no sé a dónde me va a llevar. También busco un lapicero y una pequeña libreta por si el paisaje me exige detenerme a escuchar con estas palabras que puedo luego dar. En el bolsillo llevo el mapa de varios barrios donde encuentro que es cierto que nada está perdido.

¿Cuántos secretos se pueden guardar en los bolsillos? Ya te he mostrado algunos míos.
Decíme qué llevás en los tuyos…

27 comentarios:

  1. En el bolsillos de atrás llevo una muda de piel para cambiarme al dia siguiente cuando salga de paseo.

    ResponderEliminar
  2. Paso rápido, vuelvo con más calma. Dejé un guiño para ti en mi último post. A proposito de Kamikaze.
    Que tengas una buena semana.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Charlie10:06 p.m.

    Divino. Sin palabras.
    En los míos ya queda poco porque poco a poco me los están vaciando.

    ResponderEliminar
  4. mariaandreakronfly10:58 p.m.

    Los míos llenos de recuerdos, siguen los recuerdos. Y como los tuyos, algunos con dolores, otros con alivios, y vos siempre en los segundos. Canciones, amores, llaves que abren, otras que cierran, un amuleto que alguna vez me diste y unas letras que siempre dijiste. Palabras que no he dicho, frases que he pensado y casi siempre mis manos protegiéndose del frío.

    ResponderEliminar
  5. Cargo pronto en el saquillo
    Lo que me alegra la vida
    Lo que me da la alegría
    Lo que siempre tiene brillo

    Llevo conmigo los sueños
    La esperanza que persigo
    Y algo bonito que digo
    De cuando en cuando a su dueño

    Las tristezas y pesares
    No me apetece cargarlas
    Por eso busco dejarlas
    Aunque no pese llevarlas

    Y como son tan pequeñas
    Hice un pequeño agujero
    Por el que se van ligero
    Sin avisos, sin reseña

    ResponderEliminar
  6. En los bolsillos de la sangre transportamos olores amados, sagrados dolores, besos de agua.

    Y nos basta un solo bolsillo agujereado para guardarnos palabras,
    que recogerá otro, que continuarán su ciclo mágico.

    Besos
    Musa Rella

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo los panfletos en los bolsillos, cuando había que protestar para sentirse hombre digno.

    ResponderEliminar
  8. Clementine Sunshine8:51 a.m.

    ayer tuve una coincidencia, la vida me sabía a laberinto y me encontré otro laberinto, allí habia una princesa de nombre Ofelia... alguna vez yo tuve ese mismo nombre.... necesito saber que significa todo eso antes de meter las manos en mis bolsillos y recordar lo que llevo ahí dentro.... pero cuando lo haga, te lo haré saber. y recuerda.... LOS SIMPSONS SON DIABOLICOS!!!! buuuuu!!!

    ResponderEliminar
  9. Juan usted dijo una vez que yo tenía los bolsillos llenos de canciones, en un texto que nunca llegue a leer, y me gusta creer que es así. Canciones sin terminar, semillas de canciones, canciones que dedico una y otra vez descaradamente, que cambian de nombre y de rostro pero no de letra, ni de melodía. Sobreviven al hedor de los billetes, al filo de las llaves y a la radiación del celular así que no deben ser tan indefensas como a veces creo. Las semillas de nuestras canciones están en otro bolsillo esperando el momento. Solo hay que tener paciencia Juan...

    ResponderEliminar
  10. Hoy llevo en mis bolsillos el dolor de la partida, esperando mañana llenarlos de recuerdos que ha marcado esa partida...

    ResponderEliminar
  11. Te leí.
    De nuevo, feliz.
    Y pensé en Pu Yi... el último emperador de China.
    Llevaba un grillo.
    Me encanta creer que lo que cargo en mis bolsillos está vivo.

    ResponderEliminar
  12. Mirabay6:37 a.m.

    En el bolsillo derecho guardo hermosos recuerdos de infancia al lado de mi hermano, el amor de mi madre, el amor de mis amigos. En el izquierdo, guardo una soledad tan concurrida, la ausencia, el desamor, la escasez y un deseo inmenso de sobrevivir los anteriores...

    ResponderEliminar
  13. CIELOS/...y que el paseo de la vida te lleve a tu sonrisa...

    SIEMPRE/ gracias por el honor de tu dedicada dedicatoria en aquel cuento en tu blog. compartimos el vuelo. y nos levantamos.

    CHARLIE/ déjame llenar los tuyos del cariño del amigo que también es hermano. déjame ayudarte a ver que la soledad es una estación que este tren también puede dejar atrás.

    ResponderEliminar
  14. KRONFLY/ vos también está en el bolsillo de mis alivios

    ZAPATA/ carga contigo sólo lo más liviano que es remedio contra la ley de la gravedad de algunos días. qué bonito tu equipaje.

    MUSA/ ...hemos agujereado el mismo bolsillo: y yo recojo tus palabras mientras vos las mías...

    GONZALO/ y aún sin papeles que llevar va con nos la dignidad

    ResponderEliminar
  15. SUNSHINE/...de los laberintos se sale mirando hacia arriba, me dijo Borges en algún libro hace años. vos me trajiste el sabor de esto que escribo hoy...

    DIGO YO/ ...ya vendrán nuestras canciones...

    JOHANA/ no olvides entonces algún pañuelo en el bolsillo de los dolores que quieres curar. no pierdas la fotografía del recuerdo que hoy es lágrima y mañana sonrisa. a veces, sometimes, cuando busco en otros bolsillos también encuentro paz.

    PALA/ tus palabras me dan vida, no podría decirte nada más. Hermosa caricia saber tus ojos siguiendo estas líneas.

    MIRABAY/ contigo en la distancia y vos tan cerca. Y sobrevivimos.

    ResponderEliminar
  16. Tus bolsillos me dan paz....y por eso siempre vuelvo ...
    Gracias por permitirme llegar a ellos....

    ResponderEliminar
  17. Yo traigo en mis bolsillos, ilusiones y sueños de amor. Y espero no tener que romperlos como antes ha sucedido.

    Un beso. Me gustó el escrito.

    14 de marzo.

    ResponderEliminar
  18. juanmosquera5:07 p.m.

    JOHA/ vuelve entonces tantas veces con el boomerang del afecto que alguna vez te trajo aquí por primera vez.

    AGUSTINA/ ...recuerdo a Eduard Norton y los trucos en sus bolsillos en El Ilusionista...

    ResponderEliminar
  19. En mis bolsillos hay una única llave que , abre un baúl lleno de todo lo que da una vida entera vivida , larga o corta , que más da...

    Pero una vida , en ocasiones con la sensación de haber estado llena de nada y vacia de todo...

    Y eso , solo lo abre una sola llave , la mia , la de todos...

    Besos muy tiernos , gracias por tu vista , siempre serás bien recibido.

    ResponderEliminar
  20. hoy en mis bolsillos cargo recuerdos bellos que me parten en mil... los recuerdos bellos que no son más que recuerdos y hoy mucho dolor y dolor...
    también muchos pañuelos de papel impregnados de tanto llorar

    ResponderEliminar
  21. En mis bolsillos, llevo una luz de hada, para cuando se torne oscuro el camino no tropezar...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Hace mucho no hago esos inventarios, la última vez descubrí que en mis bolsillos llevaba muchas cosas invisibles: esperanzas, tristezas que se niegan a ir, miedos razonales e irrazonales, afanes sin sentido... pendejaditas de esas por las que nos llamamos humanos

    ResponderEliminar
  23. natalia c2:28 p.m.

    hoy mi ropa no tiene bolsillos
    pero en los bolsillos de siempre... de la billetera y del bolso, guardo las mejores cosas que me ha regalado la vida: las fotos de personas que amo.
    Y tengo muchas que no están en la billetera ni el bolso, pero en mis bolsillos del alma si... ademas, ¡qué buenas fotos!

    ResponderEliminar
  24. Mis bolsillos cargaron de todo. Mucha esperanza y mucho miedo. Hoy ya se han hecho familiares, no le tengo miedo a la esperanza y espero que el miedo no se vaya, así tengo algo a qué temerle. Sigue habiendo algo vivo, un sueño, el mismo que tuve siempre, ese permanece intocable.

    ResponderEliminar
  25. Qué lindo lo que escribiste, Juan.

    Pero qué lindo!!!
    Yo tengo mi bolsillo del delantal de maestra imposible!!!

    Ganchitos, clips, pedacitos de tiza ya gastados, los boletos del día del colectivo...bolígrafos negros, monedas..., y muchas pelusas insoportables y pedacitos de la madera de los lápices de los nenes...

    No te cuento lo que tengo en mi bolso!!!!

    Escribís muy bien. Sos muy calido.

    Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
  26. Yo tengo en la mano que meto en mi bolsillo, un anillo invisible e invencible que se dejara ver un día de Abril.
    Namarí

    ResponderEliminar
  27. los secretos de lo nimio, qué profundos. te saludo

    ResponderEliminar