viernes, marzo 16, 2007


(una opinión)


Encontrando balas perdidas

Aquí, en Colombia, son varias las iniciativas (necesarias) en contra del conflicto armado cotidiano (es que el Presidente dice que aquí no hay guerra). Una respuesta desde la sensibilidad es la Escopetarra… un instrumento musical que, como las nuevas especies, nace de un cruce. Este es entre una escopeta y una guitarra. El rostro visible detrás de este instrumento (además de las manos de los luthiers) es el músico César López que ha ido construyendo a su imagen y semejanza la respuesta de un ciudadano común que por medio de su virtud aporta un grano de reflexión. En estos días lo atacan más allá del chiste en algunos medios de comunicación nacionales y yo lo apoyo, no sólo por amigo, sino por la coincidencia en nuestra vida de tomar partido por la vida. Asunto que puede a veces ser mal visto, esto de despojarse de ciertos egoísmos. Años atrás recién conociéndonos bajo las partituras de la Orquesta Neutral escribí esto… no sólo para él sino para todos los que buscamos motivos para encontrar la fe perdida.

(más información en www.cesarlopez.org)


sign of the times (el sueño de las escopetarras)

Es hora de empuñar la única arma que dispara amor. Donde el terror dejó tristeza habrá esperanza, espero yo. En mis manos he cargado el peso del alma del niño que perdió la vida y ganó el dolor. He visto el peor invierno en los ojos del que lleva lluvias en el corazón caminando lejos de casa en busca de un poco de sol que sea caricia y no temor. Escopetarras para todos, para que el eco del estallido sea sonrisa y rockandroll.

Este es el tiempo justo, la hora correcta y este instrumento nace para decir sin palabras, para ser voz de los callados, para ser rostro de aquellos que no tienen nombre, para que la guerra en mi país sea una palabra olvidada en un diccionario que otro escribió. por eso tener la escopetarra en brazos es un compromiso con todo lo que sos vos, con aquellos que no te conocen y ya son batallón con el mismo deseo de ofrecer esta canción.

Recuerdo de pequeño aprender los símbolos patrios en el pizarrón, recuerdo que ni siquiera el viento se los llevó… por eso pienso en la fuerza de este símbolo que es imagen del deseo de decir que en este suelo viven dos, que podemos odiarnos en paz sin deseos de matar, que no pensamos igual y que eso no está mal, que el derecho a respirar es una opción neutral.

Y llegará el día en que aquel que no sabe leer o escribir quiera decir que es parte de la orquesta neutral y entonces dibuje con su dedo en la arena una escopetarra, con la misma mano de señalar al cielo, con el mismo índice de apuntar a las estrellas… donde todavía la fe en la vida está viva. Y entonces todos tendremos una segunda oportunidad sobre la tierra.

25 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. La muerte digna también es un camino. Ante la guerra sólo se mantiene en pie la dignidad.

    Saludos
    Musa Rella

    ResponderEliminar
  3. Leí sobre la escopetarra y su ejecutante en El Clavo y quedé fascinada por el personaje. Lo tengo pendiente para una entrada en mi blog. Sólo esperaba oir alguna de las canciones que dispara esa arma.
    No sé por qué lo critican. Sí sé por qué lo apoyo. Ya somos tres.

    ResponderEliminar
  4. Leí sobre la escopetarra y su ejecutante en El Clavo y quedé fascinada por el personaje. Lo tengo pendiente para una entrada en mi blog. Sólo esperaba oir alguna de las canciones que dispara esa arma.
    No sé por qué lo critican. Sí sé por qué lo apoyo. Ya somos tres.

    ResponderEliminar
  5. Entiendo las críticas a la escopetarra (no he escuchado las de Gustavo Gomez)y yo mismo me he custionado algunas veces acerca de su eficacia y de el problama que conlleva su protagonismo... pero los simbolos son poderosos y siempre hay gente que se aprovecha de ellos y tiende a volverlos souvenirs. Eso no tiene nada que ver con Cesar ni con su compromiso como ser humano y como artista, eso tiene que estar claro. Por Cesar meto las manos al fuego en ambos sentidos. Lo que hagan las secciones de farandula con este simbolo es otra cosa... Como músico he tenido la oportunidad de tocar con Cesar y con la escopetarra y debo decir que efectivamente es un instrumento muy poderoso. Hacer música con un instrumento con al que se ha matado gente tiene un sentido que no comprendi hasta que no lo tuve entre mis manos.. Eso no se puede explicar...

    ResponderEliminar
  6. Tremendo todo lo que relatas... es la intensidad de la certeza lo que me conmueve. Te acompaño con mi abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Es potente la imagen de un símbolo que subvierte, otro tan poderos. Pero ambos en esa mezcla forzada que relatan, proponen algo mayor.
    Leerte me va dejando con muchas reflexiones.
    Te dejo un beso amigo Juan.
    Que tengas una excelente semana.

    ResponderEliminar
  8. Tienes tanta razón... La única oportunidad de sobrevivir en esta tierra es el AMOR.
    Abrazos y bes♥s.

    ResponderEliminar
  9. ¿Quien dijo que todo esta perdido?... seguramente alguien que no te conoció...

    ResponderEliminar
  10. Te acompaño en este viaje
    ahora y siempre
    porque este viaje al que invitas
    vale la pena vivirlo
    abrazos americanos

    ResponderEliminar
  11. El Amor, la única arma de futuro.

    ResponderEliminar
  12. Bello , tremendamente precioso tu escrito.Me gustó mucho , muchísimo...

    Jamás empuñe una escopeta , pero si toqué y toco la gitarra , y con ella he compuesto canciones que salen del alma...

    Soy totalmente anti-violéncia...Canto a favor de la paz y la libertad de que cada uno piense como quiera , sin por ello tener que matar a nadie para hacerle entender tu forma de pensar...

    Se puede ser y pensar diferente y a la vez vivir en "PAZ".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. La violencia es dia a dia institucionalizada como un modo de vida...somo seres gregarios, no sociales...y la guerra es nuestra sangre...saludos

    ResponderEliminar
  14. Y entonces todos tendremos una segunda oportunidad sobre la tierra.
    Ojala sea cierto,quizas no tengamos tiempo de parar a todos estos locos con carnet y poder.
    Gracias por tu visita.
    salu2

    ResponderEliminar
  15. mariaandreakronfly8:19 p.m.

    disparalove, sólo así suena bien ese verbo que oímos tantas veces en este país, en esta ciudad, que es la nuestra. dispara amor, dispara canciones, dispara vida... lo que siempre has hecho

    ResponderEliminar
  16. MUSA/ dignidad. dignidad. dignidad. ciertas palabras nunca nos han de cansar.

    LILIANA/ las críticas en caracol radio han buscado ridiculizar un objeto, arma transformada, y al hombre que la propaga llevándolo a la anécdota e ignorando su sentido social, desprestigiando toda la iniciativa y sus implicaciones.

    DIGO YO/ Tenerla entre las manos cambia toda perspectiva.

    ResponderEliminar
  17. CATA/ Tu abrazo es compañía.

    SIEMPRE/ Gracias. Seguimos juntos en este viaje compartido.

    SOL/ Lo dijero ellos y lo cantaron mejor: all we need is love.

    TECEO/...lo sabes bien; no estamos solos, ésa es nuestra canción. Hay tranquilidad en la conciencia y en el corazón...

    PATRICIO/ Bienvenido. Con las letras de tu nombre aprenderé a escribir la palabra Amigo.

    ResponderEliminar
  18. SINTAGMA/ de acuerdo

    MARÍA/ no dejes de cantar, escucha la canción del beat de tu corazón.

    MI DESPERTAR/ un abrazo a vos

    MOONCLAD/ Somos de sol y de sombra. Pero trambién somos paz y podemos dejar de ser violencia, pienso.

    ANTONA/ tal vez no detengamos a nadie pero no seremos parte del virus del que se nutre esta epidemia.

    KRONFLY/ como lo dijo alguien ya: "acribillados con balas de amor y ternura".

    ResponderEliminar
  19. Las críticas que vienen de quienes son incapaces de un compromiso real, de los desprovistos de vocación de cambio, esas críticas son vacías, caen por el peso de su liviandad.
    Estamos los otros: los también incapaces de ese compromiso con el que César López nos abruma, pero que ante su belleza y grandeza, nos quitamos el sombrero y callamos, avergonzados.

    ResponderEliminar
  20. hay balas y balas. las que vienen para que mejores, y las que vienen con mala intencion.

    Uno sabe cual es cual siempre.

    Un beso y me encanta visitarte. Escribis muy bien.

    petra

    ResponderEliminar
  21. A él, como artista no lo conozco. Su idea, me resulta original. Y como símbolo que invita a la reflexión sobre la guerra, me parece válido.
    Por tanto me sumo a vosotros.
    Un saludo, Juan

    ResponderEliminar
  22. En el diccionario tendremos que inventar nuevas palabras todos unidos, tendremos que romper con las formas gramaticales y aprender la lengua del amor, de la paz y la no agresión, una lengua universal, sin fronteras.

    Agradecida por tu visita a Conciencia Personal.

    Monique.

    ResponderEliminar
  23. Pasaba a agradecerte tu constancia y compañía, tus bellas palabras.
    Se extrañan sus letras amigo.

    ResponderEliminar
  24. El amor es el lenguaje universal por excelencia. Ojalá venciera algún día a las guerras. Besos y cariños.

    ResponderEliminar