martes, agosto 26, 2008

(ciertos versos ciertos)


No volveré a ser joven

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
­como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
­envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

-de Poemas póstumos, 1968-


Jaime Gil de Biedma (Barcelona, 1929-1990)

6 comentarios:

  1. Envejecer, claro...
    Morir, por supuesto...
    Pero con calma, con paciencia, con alegría...

    ResponderEliminar
  2. Dice Quevedo:

    "Mi infancia murió irrevocablemente; murió mi niñez, murió mi juventud, murió mi mocedad; ya también falleció mi edad varonil. Pues ¿cómo llamo vida una vejez que es sepulcro, donde yo propio soy entierro de cinco difuntos que he vivido?"

    ResponderEliminar
  3. pero siempre, querido Juan, siempre, like a rolling stone.

    ResponderEliminar
  4. Dan ganas de sentarse a revisar si la vida no le ha pasado a uno por encima.

    Salú pue.

    ResponderEliminar
  5. .. qué bueno que Umberto comentara antes.. venía a hablar de él y de vos: el uno con su canción diaria, vos con tus palabras... bello regalo para adovar esto de arrugarnos.

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito poema de un artista que hay que tener muy en cuenta. Sabina apostillaría: "tan joven y tan viejo... like a rolling stone". Canción para tener en cuenta también.

    ResponderEliminar