lunes, agosto 31, 2009

(reality show)

PRUEBAS DE VIDA

El video. La lágrima. Las palabras cautivas. La selva detrás de un plástico azul. O verde. O un cuerpo de cuerdas como red trenzada de angustias. Los hombres de rostro pálido por paludismos y sequías de hambre recitan el mensaje a sus familias mirando a una cámara en frente que les apunta de la misma manera que el fusil de quien les graba el testimonio que nombran como prueba de vida pero que no es más que una constancia de que existen los fantasmas, porque se les ve como muertos respirando desde ese lugar oscuro que llaman secuestro. Los uniformes. Los saludos a los hijos que escucharon crecer por radio. Los encargos a las esposas, a los primos, a los padres, a las hermanas. Las gracias a los vecinos. La tristeza posible. Los abrazos rotos. Uno a uno nueve seres humanos desfilan con su sombra de ausencia a consignar que le temen más al olvido que a la misma selva. Policías. Militares. Once años algunos. Nueve años otros. Nadie les devolverá ese tiempo. Y no estarán más cerca por mucho que repitan una y otra vez los mensajes personales por tevé. Mensajes que me hacen cambiar de canal. Y que los veo tan íntimos que no comparto el morbo de pasarlos por cadena nacional. Trapitos limpios para colgar en casa y no via satélite para atrapar con rating el placer de los voyeuristas del dolor. El video. La lágrima. Las palabras cautivas. Voces entrecortadas. La selva detrás de un plástico azul. O verde. O un cuerpo de cuerdas como red trenzada de angustias...

Hoy los rostros del rapto volvieron a hablar: General Luis Herlindo Mendieta, Capitán Enrique Murillo Sánchez, Coronel William Donato, Sargento Arbey Delgado, Coronel Edgar Yesid Duarte, Mayor Elkin Hernández , Sargento Luis Alberto Erazo, Intendente Álvaro Moreno ,Cabo de Ejército Libio José Martínez. Que me alegra que se alegren sus familias pero hoy no quiero ver su dolor en directo a full color. Intimidad rima con dignidad, también con privacidad.

Por hoy prefiero eso, nada más.



6 comentarios:

  1. Charlie11:53 p.m.

    Libertad para los cautivos.
    Privacidad, intimidad, tranquilidad para las familias de los ausentes de regreso en sus hogares.

    Cuando será que los medios en COLOMBIA aprenden que de tanto mostrar el dolor ajeno, la muerte en vida y el derramamiento de lágrimas de sangre no nos van a hacer más sensibles. Nos acostumbran al dolor.
    Y les dan pantalla a los terroristas para que hagan terrorismo en prime time. Quién necesite de estas imágenes para sensibilizarse está muerto? Estas imágenes sólo tienen el valor que se merecen para aquellos que se acuestan sin darle las buenas noches a su esposo, a sus hijos, a sus padres... sus familias y seres queridos.
    Gracias Juan por tus palabras.

    ResponderEliminar
  2. Un verdadero drama del que la televisión se aprovecha. Da cierto pudor, porque son mensajes dirigidos a seres reales y no a los televidentes. A mí también me parece que verlos es estar invadiendo su intimidad.
    Ojalá que pronto, y aunque no puedan recuperar los años perdidos, puedan volver a respirar libremente y abrazar a sus afectos.

    ResponderEliminar
  3. tus palabras siempre realistas tocan mi corazón, excelente como siempre Juan que buen aporte

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan:
    Como siempre sentimiento y palabra, palabra y descripción, descripción y dolor que nos une.
    El mismo dolor , la misma angustia.
    Te saluda. Chabela

    ResponderEliminar
  5. hombre, estamos totalmente de acuerdo... increíble que conviertan el dolor ajeno en un circo mediático... un abrazo grande...

    ResponderEliminar
  6. Este ha sido un año completito de emociones en muchos aspectos. Entre otras muchas cosas he estado estudiando y he aprobado el Acceso a la Universidad. Ahora comienza para mí otro gran reto o meta, o quizás debería de decir deseo, en parte cumplido. Sí, es un deseo tremendamente cierto. He deseado muchas cosas en mi vida, pero este, quizás sea uno de los que tenía pendiente, ser Universitaria! Ahora ya lo soy y cursaré la carrera de Psicología, ciencia que siempre me ha apasionado.

    Ya te habrás dado cuenta, pero mis publicaciones en este año han sido escasas, y mis comentarios a las tuyas también, y sé sin dudarlo, que durante mis estudios seguirá siendo así, pero también estoy segura que sabrás entenderlo y te lo agradezco.

    Te mando un beso tierno y dulce.


    ** MARÍA **

    ResponderEliminar