viernes, marzo 30, 2012

DOS MIL PESOS


"Yesica aga sopita de auya ma y con este billete compre el arroz y el hueso". Así es la economía nuestra: que espera incluso hacer algo más después con la devuelta porque este billetico es lo único que tiene y hay que estirarlo y no había dónde más escribir. La cuenta exacta. El hueso para la sustancia, la auyama que es mucha vitamina mija y el arroz que rinde tanto. Hoy tampoco hay carne porque yo no sé qué es una quincena, mija usté sabe. De pronto el domingo, dios mediante, con unos frijolitos bien ricos mija. Yesica tiene poquitos años y mucha experiencia a la hora de cuidar a sus hermanitos. Ella sabe que su mamá -cuando está en casa- siempre le va a cocinar con un amor que no cabe en el plato aunque se vea casi vacío.
Es distinta, muy distinta, la vida que se escribe entera en un billete de dos mil.

5 comentarios:

  1. LadyPrisme12:11 a.m.

    ¡HERMOSO!

    ResponderEliminar
  2. esta es una realidad pero mi mama me dice mija la pobreza bien llevadita es hasta bonita.

    ResponderEliminar
  3. esta ea una realidad que muchas veces me toco afrontar ami tambien pero mi mama decia la pobreza bien llevadita es hata bonita

    ResponderEliminar
  4. Y cuándo no hay para la "auya ma" ni el huesito sumercé puede comer sidra cocida con sal y limonada.

    Son esos tropiezos y dificultades en grandes ocasiones los que arman a las personas de valor para aprender día a día y seguir adelante, por ahora nos queda soñar, y esforzarnos por ayudar y formar parte del cambio.

    Un abrazo conmovido, de esos que rebujan recuerdos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:24 p.m.

    el resumen de una vida en un billete ..... tal vez vacia de materialidades y llena de amor ...despues dicen que de amor no se vive

    ResponderEliminar