domingo, febrero 17, 2008

(biografías imaginarias / cuento)


La vida es un planosecuencia

(en el cine del fin el mundo)
La vida es un planosecuencia y alguien, en algún lugar no deja de filmar. Dios es un filmmaker romántico pero el diablo llegó primero a la era digital. Sonrían están en cámara escondida. Si el recuerdo es un flash back, ¿el porvenir qué será? Charly García siempre ha visto el futuro. Por eso en pleno uso de delirante cordura ya cantaba “yo no quiero volverme tan loco”. Charly tiene la memoria en las manos; se le puede escapar cualquier letra de su repertorio pero nunca una nota aunque el piano esté roto. Hay gente así: capaz de volar por instrumentos mientras la niebla nos cubre a todos.
El aviso luminoso de algunas empresas habla de una gran compañía pero no es verdad: si no les pagas a tiempo te dejan en soledad. Los fantasmas viven los peores años de su muerte… cualquiera con cámara en un celular los puede atrapar. Las redes no son de pesca, abandona esa idea en el mar y trae contigo tu primera imagen de cuando aprendiste a nadar. En el facebook todos acaban de llegar de viaje y tu no has partido aún. En el televisor ya no está más esa luz de intermitencias de fin de programación porque el mismo cable con el que te puedes ahorcar te ofrece más canales que Venecia y no te acostumbras a dejar de mirar. Voyeur de todos las ventanas indiscretas ten presente en el futuro que alguien anda empañando el vidrio de la verdad.

(all about Eve)
Sobre Eva cae una lluvia pequeñita y doméstica en la ducha, los pensamientos también ensordecen por el volumen del silencio. Adán insiste en dejar de insistir con la cocina que no es lugar para sus talentos. La radio trae malas noticias para que sólo los más atrevidos se decidan a afrontar el nuevo día. Una voz de mujer dice julitonomecuelgue pero igual la han cortado ya y otra nueva canción vieja se presenta como próximo lanzamiento antes de ir a comerciales. ¿Qué ropa me pongo hoy? dice Eva esperando que nadie le conteste porque la retórica es así (los mismos jeans de ayer tiene él) y la falda que favorece sus nalgas será hoy el fruto de la tentación para llevar a la oficina. Qué pena contigo, Adán, voy a botar esas manzanas de plástico que nos trajo tu mamá, mejor paso por el mall y traigo unas de verdad...

(Que sepas que no es fácil respira el aire en que no estás)
El chico del tatuaje en japonés acaba de desempacar en Buenos Aires, respira todavía el aire bogotano que llevan adentro sus maletas. Gardel se quedó en una esquina en Medellín, entonces conviene no salir a buscarlo para que no lo traicione ese tango llamado Nostalgia. Su rubia teclea a kilómetros de distancia, desde otra capital, a su amor de provincias y así desde un computador lo acaricia sin tocarle. Así como acaricia dios. Cuando existe.


(like a rolling stone)
Bob Dylan declara que no conoce a The Wallflowers (sólo célebre por Jacob recordando a su padre en cada entrevista) pero el periodista insiste en sacarle alguna palabra sobre su hijo. La música de ambos sólo tiene en común que se propaga por idéntico aire no le busques más semejanzas. “La genética también pierde la ruta para inventar nuevos caminos” es lo que piensa Bob para una próxima canción mientras el humo de su cigarrillo se encarga de envenenar al chico de la revista que, con su inoportuna inocencia, no sabrá qué escribir mañana. Y tampoco sabrá qué lo mató.

9 comentarios:

  1. Bob el pasado viernes.
    Vos hoy.
    ¡Qué bueno sentir cerquita a los que admiro!

    ResponderEliminar
  2. ey!, es cierto Charly tiene la memoria en las manos, en su piano. Él vuela en el aire y nos hace volar a nosotros también, y como a él, hay gente que no conozco pero con sus letras me ayudan a ver (desde arriba).

    ResponderEliminar
  3. quizas sea cierto y la vida sea una planosecuencia, esperemos llenarla de buenas flash back. Besos

    ResponderEliminar
  4. De tu voz aprendí la expresión plano secuencia,
    de tus letras sentí y entendí la mejor definición!
    Namarí

    ResponderEliminar
  5. Yo por hoy no me atrevo, me abstengo. Otra vez me espantaron las noticias, cierro las persianas y no miro ni siquiera para adentro. No escucho ni el silencio. A veces, some times, abre el cielo y llueve y llueve un dolor radiactivo. Hoy ni siquiera hablo por mi boca, menos mal que tengo sus palabras

    ResponderEliminar
  6. La cultura japonesa hace furor entre los hispanohablantes y aun no sé por qué.

    Los fantasmas lo pasan mal porque hoy sacar fotos está al alcance de cualquiera. Salir en ellas ,lo mismo, con lo que los acaparadores egocéntricos se deleitarán pensando en que saldrán en la foto de algún desconocido.

    ResponderEliminar
  7. Me agrada mucho la forma en la que escribís... Los textos dan cuenta de una gran madurez...

    ResponderEliminar
  8. Alegría por los que viven "Días de Cine", mientras tanto los demás, nosotros los simples mortales, nos aferramos al mito o la poesía, gracias poeta!

    ResponderEliminar
  9. ¿Qué más se ve por allí?, si la ventana no da para más sal a la calle a mirar que están haciendo los que no quieren mirar y los que nos cuesta contar.

    Que maravilla, Pala, Bob, Charly, Juan, todos en una misma película, ah y los fantasmas...

    un abrazo grande.

    ResponderEliminar