jueves, octubre 12, 2006

SaRGENT MaRAVILLA


Razón tenía Raúl Gómez Jattin cuando escribía si mis amigos no fueran una legión de ángeles clandestinos, no sé que sería de mi. Sucede así; algunos cercanos te invitan a lanzarte al vacío, al precipicio, lleno de palabras con la intención clara de evitar que caigas en la comodidad del silencio seguro. Esto es lo que ha pasado con Andrés Correa que ha hecho algo más allá de lo posible para tenerme aquí, en el borde de esta pantalla. Toda aventura apasionante comienza con un minúsculo primer paso que consiste, básicamente, en salir de la cama... esa es la primera orilla que abandonas, lo demás es el mar y aquí estás.
Gracias a cualquiera que venga conmigo a navegar en estas aguas del ciberdespacio, sólo cabe advertir que no sé nadar.

pd/ andrexler, hermoso songwriter, esta página sin papel será la casa de nuevas cancionesparaleer.

4 comentarios:

  1. ¿Será andrés conciente de la deuda que nos ha impuesto a todos los que amamos leer a Juan? ¡Que importa! Es una deuda que se paga con amor.
    Gracias Andrés. Gracias Negrito.

    ResponderEliminar
  2. Juan

    Yo no se decir cosas bonitas, usted sabe. Pero tambien sabe que aunque las palabaras no salgan están en mi corazón. Asi que no me preocupo. Que vengan nuevas cancionesparaleer...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:41 p.m.

    Afortunadamente soy habitante de ese cielo donde llueve love porque me hiciste parte de el precisamente con palabras.
    namarí.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:08 a.m.

    Que bueno que saliste de la orilla, todo el mar es tuyo.. disfruto mucho leerte

    ResponderEliminar