lunes, noviembre 13, 2006


UN ALBUM DE PREGUNTAS

Salimos a la calle a coleccionar preguntas. Volvemos a casa sin semilla de respuesta. Afuera otro reinado de belleza en la ciudad más bella mientras las murallas no detienen el salitre de la pobreza de esa que ahora llaman La Tercera Cartagena. ¿Reinas de cuál nobleza? Los únicos noticieros que parecen magazin son los de mi país, hago zapping y no veo nada así en lo que transmiten afuera de aquí, en otro lugar las noticias son noticias mientras acá nos entretienen con titulares de pasquín al mediodia con farándula de tarde entera ¿Quién dijo que el novio de una actriz era noticia nacional? Otra vez el invierno hace un rio con la tranquilidad de un pueblo que olvidó el viejo dicho que dice prevenir para no lamentar. ¿Hace un año pensaron que no iba a volver a llover? Un nuevo disco de Aterciopelados comienza otra vez, de verdad, a ser suceso musical ¿Y aquí en qué emisora lo han puesto a sonar? La cartelera de cine tiene anuncios de nuevas películas gringas de terror, todas son parte de la ola del remake japonés, el horror que te hace abrir los ojos tiene los ojos rasgados. ¿No encuentran los norteamericanos en ellos mismos algo que los pueda asustar? Y ya que hablamos de allá... Uribe vuelve a viajar y lo ha hecho tanto que su visita ya no es de Estado porque el viaje mensual a USA es su estado natural ¿Y en Washington quién sabe que él está allá? Pasando el dial deportivo encuentro a Envigado Futbol Club en la segunda división y hablan del partido en el que dijo adiós. ¿Habrá algún comentarista que diga que a este equipo el gol que lo eliminó fue la bala que a su dueño mató? Ciertas cosas no se preguntan en Colombia. ¿Ciertas cosas no se preguntan en Colombia?
Mientras huyen tres congresistas, mientras otra cámara dispara su flash, mientras el dólar baja, mientras el hambre sube, mientras estrenan otra telenovela, mientras el reality nos robó la palabra realidad... Te invito a llenar con tus caramelos más escasos este álbum; hoy me ha dado por coleccionar preguntas, por sacar a pasear a mi genuina ingenuidad y he recordado la pregunta del niño ciego: ¿de qué color es el viento?

7 comentarios:

  1. Anónimo10:33 a.m.

    Un honor tener la posiblidad de leer estas letras mientras el escritor vive en el edificio de al lado de mi corazón.

    Este muchacho es hermano mío. Un hermano que yo elegí.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:06 a.m.

    Que triste es ver como la amnesia nos debora rápidamente, y la gente se preocupa por reinados, rumbas, novios de otros que no conocemos, novelas que no son ni siquiera colombianas o donde los actores colombianos simulan ser mexicanos. Estoy cansada de ver como el mundo pasa ante nuestros ojos y muchos no ven sino entretenimiento basura, estoy cansada de temas absurdos y repetitivos de cafetería, donde importa la ropa que te pongás o la última novedad de la revista Aló.
    Ojalá la gente se diera cuenta que el mundo va mucho más allá de un reality y empezaran a pensar en el mundo REAL.
    Marcela

    ResponderEliminar
  3. Monitas para tu álbum:
    ¿Habrá filas en los bancos el día después de nuestra muerte?
    ¿Cuántos exámenes hay que aprobar para graduarse de presentador de farándula?
    ¿Cómo se hace para montar un peaje?
    ¿Existe una canción verdaderamente importante?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:18 p.m.

    más preguntas pa tu album...por qué duele el corazón cuando uno está triste? ....a qué saben los mejores besos?

    ResponderEliminar
  5. ¿Por qué no siempre se hace lo que se dice? ¿Por qué es tan común defender lo que no se hace?
    ¿Por qué los más tontos son los que más ínfulas tienen?
    ¿De dónde sacamos tantas preguntas difíciles?

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9:37 p.m.

    ¿De que estan hechas las lagrimas que pesan tanto?... : A. Zitarrosa

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:29 p.m.

    Corrección, no Zitarrosa, José Larralde:


    Un adiós al regreso

    ¿Que manos recogeran las libertades perdidas?
    Quizas, las que mismas que recogen las estrellas que mueren
    O tal vez, queden ahí para regocijo de algún ángel perverso
    Una lágrima sostengo en el hueco de mi mano
    ¿Quien podrá responder a mi pregunta, cuando pregunto?
    ¿De que están hechas las lágrimas que pesan tanto?
    Que gusto a viento tienen las distancias?

    Una barriada azul, allí entre las escarchas
    Alborotando trinos de primaveras idas
    Por detrás de las lomas, inquietas de estar solas
    Esperando aquel niño que se marchó en silencio
    Con la boca partida de sabañón y hambre
    Nunca más fue a buscarte
    Terrón engravillado, por los huellones hondos
    De los carros de paso
    Embarazados todos de asfalfas y de pastos
    Arrastrados por pechos y el cortado de látigos
    Que no dejaban marcas, pero anunciaban algo

    Nunca volvió
    Y quien sabe si ha de volver un año
    Por detrás de la loma
    Algo muerto y cansado
    Para arrastrar los soles de sus días gastados
    Y beber de las aguas de los ausentes charcos
    Y de sus manos vuele la inocencia de un llanto

    ¿De que están hechas las lágrimas que pesan tanto?
    ¿Que gusto a viento tienen las distancias?

    PD, perdon por el impulso

    t

    ResponderEliminar